EFERío de Janeiro

El expresidente del Comité Olímpico Brasileño (COB), Carlos Arthur Nuzman, fue condenado a más de 30 años de prisión acusado de haber pagado sobornos para que Río de Janeiro fuera elegida sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

De acuerdo con la sentencia del juez Marcelo Bretas, del Juzgado Federal Criminal de Río de Janeiro, el expresidente del COB tendrá que pagar 30 años, 11 meses y 8 días de reclusión por los delitos de corrupción pasiva, organización criminal, lavado de dinero y evasión de divisas.

Según la Fiscalía brasileña, durante los últimos 10 años de los 22 en los que estuvo como dirigente de la COP, Nuzman amplió su patrimonio en 457 %, sin que diera una indicación clara de sus rendimientos, trató de modificar su declaración de renta y blanquear 16 kilos de oro que ocultaba en un cofre en una entidad bancaria de Suiza.

Nuzman, de 79 años y que presidía el COB desde 1995, mantenía prisión domiciliaria desde octubre de 2017.

Junto con Nuzman, también fueron condenados el exgobernador de Río, Sergio Cabral y Leonardo Gryner, exdiretor de operaciones del comité organizador de los juegos, acusados de participar en los fraudes para conseguir que los Olímpicos de 2016 se realizaran en la "cidade maravilhosa".

Cabral fue condenado a 10 años de prisión por corrupción pasiva y Gryner a 13 años y 10 meses de prisión por corrupción pasiva y organización criminal.

Se trata de la vigésima condena del exgobernador y quien cumple tras las rejas una pena por 346 años de prisión. Cabral gobernó el estado de Río entre 2007 y 2014 y el anuncio de Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos 2016 se dio en 2009.