EFESao Paulo

El técnico de la selección de fútbol de Catar, el español Félix Sánchez, afirmó este martes en Sao Paulo que el objetivo de la participación catarí en la Copa América de Brasil 2019 no es buscar visibilidad y sí jugar "buen fútbol" de cara al Mundial de 2022 que se celebrará en el país asiático.

"No es nuestro objetivo darnos a conocer, sino aprovechar este escaparate, en el que todo mundo nos ha respetado, para mostrar un equipo que juega buen fútbol", señaló Sánchez en rueda de prensa en el estadio Morumbí, escenario este miércoles del partido por la segunda jornada del Grupo B ante Colombia.

Campeón de la Copa de Asia disputada en Emiratos Árabes Unidos, en la que venció a Japón en la final, Sánchez valoró la integración de su grupo y minimizó su condición de técnico europeo al analizar la evolución del fútbol catarí.

"Todos tenemos un bagaje y tengo mi historia en el Barcelona, intento aportar mi grano de arena al fútbol en Catar, pero lo principal son los jugadores. Tenemos un grupo muy fuerte y muy unido", apuntó Sánchez.

Para el entrenador, las participaciones de Catar en las Copas América de Brasil 2019 y Argentina-Colombia 2020, como país invitado del torneo suramericano, forman parte del proyecto para "representar al país en Mundial del 2022 y para que la gente del país esté orgullosa".

La Copa América es una "experiencia para mejorar, crecer y competir" y después del positivo empate en la primera jornada ante Paraguay, 2-2, en Río de Janeiro, el reto ahora es ante Colombia, "una de las favoritas, con una plantel de jugadores de mucha variabilidad, físicamente muy fuerte y jugadores con talento".

Los colombianos, que en el primer partido derrotaron 2-0 a Argentina, "no han encajado goles en los tres últimos partidos. El entrenador (el portugués Carlos Queiroz) es uno de los mejores del mundo y que le saca a sus equipos el máximo rendimiento", citó.

"Cada equipo tendrá su estilo de juego y Colombia tiene un entrenador de primerísimo nivel mundial, se le nota la mano del entrenador al equipo, pero eso son solo matices, son los jugadores los que van a marcar la diferencia", indicó.

De acuerdo con el español, los colombianos "juegan en grandes clubes, tienen talento, individualidades, y el técnico fue un acierto para Colombia, más allá de las nacionalidades".

Así, "va a ser extremadamente difícil debido al potencial y capacidad colectiva del rival", subrayó el ibérico, quien destacó que su equipo, ante Paraguay, "estuvo muy bien en muchas fases de la primera parte, después del gol encajado le pudimos dar una vuelta".

"Cometimos un error que nos costó un penalti, pero se vio el espíritu que tiene el equipo que no se rinde y conseguimos generar ocasiones. Es de mucho valor conseguir generar tantas ocasiones a un equipo del nivel de Paraguay", añadió.

En ese sentido, "tenemos un estilo bastante definido, pero con base en las características de los jugadores", resaltó Sánchez, quien elogió al defensa de origen portugués Pedro Correia: "un gran jugador, que juega en la línea defensiva, es muy serio y muy disciplinado y aporta también en ataque".

El entrenador destacó, igualmente, que frente a Paraguay, en el estadio Maracaná, fue importante haber recibido el apoyo de los hinchas brasileños.

"Es positivo si la gente está de nuestro lado, se nota el aliento y los jugadores lo sienten", concluyó.

El partido entre Colombia y Catar está programado para el miércoles a las 18.30 hora local (21.30 GMT) en el estadio Morumbí, del club Sao Paulo.