EFEMadrid

El español Raúl Fernández (KTM) mandó en el primer día de entrenamientos libres para el Gran Premio de Cataluña de Moto3 en el circuito de Barcelona con el registro que consiguiese en la tanda matinal y que nadie pudo superar en la segunda sesión de la jornada.

Fernández rodó en 1:48.835 y quien más se acercó, con su registro vespertino, fue el también español Jaume Masiá (Honda), que rodó en 1:49.134, y a quien Dirección de Carrera exculpó en la reclamación que presentó el equipo italiano Sky por considerar que la centralita electrónica de su moto no se ajustaba al reglamento.

Aunque las condiciones meteorológicas fueron muy buenas, el fuerte viento se convirtió en un mal compañero de la sesión en algunos puntos del circuito, lo que en cierta medida perjudicó a los pilotos, sobre todo si daba de costado o de frente, en tanto que benefició en una notable mejora de la velocidad si daba desde atrás, como sucedía en la recta principal del trazado catalán.

Esta segunda sesión de pruebas libres de Moto3 comenzó un tanto "agitada" por los numerosos "sustos" que se produjeron en pista, algunos de ellos espectaculares como el protagonizado por el más rápido de la mañana, Raúl Fernández (KTM), o el japonés Ryusei Yamanaka (Estrella Galicia 0'0 Honda), ambos sin consecuencias para los pilotos, que consiguieron mantenerse sobre sus motos.

La primera caída relevante llegó de la mano de uno de los aspirantes al título de la categoría, el italiano Celestino Vietti (KTM), que se fue al suelo en la curva tres y con la moto muy dañada se perdió el entrenamiento a pesar del esfuerzo de sus mecánicos por intentar recuperar la moto y que volviera a pista lo antes posible. Vietti acabó vigésimo sexto en la clasificación provisional.

No fue el único en rodar por los suelos, pues poco después se fue al suelo el tercero en la clasificación del mundial, el británico John McPhee (Honda) y el hispano argentino Gabriel Rodrigo (Honda), otro de los aspirantes a la victoria en todos los grandes premios, lo que puso en evidencia la escasa adherencia del asfalto en esos minutos iniciales de la sesión, quizás debido al fuerte viento.

Por entonces, el líder de la sesión era el italiano Tony Arbolino (Honda), que también sufrió una caída en la curva diez, pero con un tiempo de 1:49.952 estaba todavía muy lejos del registro matinal de Raúl Fernández (KTM), con 1:48.853.

A Arbolino, que tuvo que pasar por la clínica del circuito, le desbancaron de la primera plaza el surafricano Darryn Binder (KTM), con 1:49.650, y Raúl Fernández (KTM), que poco a poco se fue recuperando del susto inicial, aunque al final el mejor tiempo de la sesión, sin llegar a acercarse al registro del de KTM por la mañana, fue para el español Jaume Masiá (Honda), con 1:49.134, quien al menos sí mejoró su registro personal.

Tampoco mejor su registro personal el líder del mundial, el español Albert Arenas, que acabó séptimo entre el británico John McPhee y el italiano Niccolo Antonelli (Honda), mientras que su rival más directo por el título, el japonés Ai Ogura (Honda) no pudo mejorar demasiado su situación con respecto a la mañana y acabó la jornada en la vigésimo tercera posición.

Carlos Tatay (KTM) concluyó en una meritoria novena posición, Alonso López (Husqvarna) en la decimocuarta y última con derecho a acceder directamente a la segunda clasificación, en tanto que deberían pasar por la primera Jeremy Alcoba (Honda), decimosexto; Sergio García (Estrella Galicia 0'0 Honda), decimoséptimo; y José Julián García (Honda), vigésimo séptimo.

Juan Antonio Lladós