EFELisboa

El Marítimo de Funchal, de la primera división de Portugal, anunció un fichaje "millonario" pero no ha tenido que pagar ni un euro por él: ha contratado a Faiq Bolkiah, hijo del príncipe de Brunei y con una fortuna valorada en 20.000 millones de dólares (unos 16.000 millones de euros).

Bolkiah, de 22 años y considerado el futbolista más rico del mundo, juega como extremo y estaba libre en el mercado después de haber abandonado las categorías inferiores del Leicester en verano.

"Estoy muy satisfecho por estar aquí y haber tomado esta decisión. Estoy seguro de que este es el club correcto para mí y mi carrera. Mis objetivos son dar siempre lo mejor en cada entrenamiento y partido, evolucionar y ayudar al equipo", señaló en declaraciones divulgadas por el club a su llegada.

Bolkiah se instalará en la isla de Madeira, de donde es natural el portugués Cristiano Ronaldo, quien ha amasado una fortuna gracias a su talento en el fútbol que ni se acerca a la que tiene en sus manos el bruneano, fruto de su posición en la familia real del país.

El futbolista es hijo del príncipe de Brunei, Jefri Bolkiah, y sobrino del sultán, Hassanal Bolkiah, y a pesar de que no necesita el fútbol para tener dinero, quiso cumplir su sueño de ser jugador de balompié.

"Soy un jugador rápido, al que le gusta hacer que las cosas sucedan. Soy extremo y un dorsal 10, me gusta el juego directo y marcar goles", aseguró.

Bolkiah, nacido en Estados Unidos pero nacionalizado bruneano, se formó en el fútbol inglés.

Empezó en el AFC Newbury y después pasó por las categorías inferiores del Southampton, el Arsenal, el Chelsea y el Stoke City, hasta recalar en el Leicester en 2016, aunque nunca llegó a debutar en la Premier League.

Es internacional con Brunei, selección con la que ha disputado seis partidos y ha marcado un gol.

A pesar de su corta carrera en el fútbol, Bolkiah ya ha sido noticia en varias ocasiones por sus excentricidades, como que tiene un tigre de mascota y que llegó a gastarse 35 millones de euros en un mes.