EFEPanamá

El Ministerio Público de Panamá hará una investigación "exhaustiva y eficiente" del caso de abusos sexuales y sicológicos a menores en albergues, dijo este lunes Javier Caraballo, el fiscal general encargado del país.

Caravallo es el líder encargado del Ministerio Público (MP, Fiscalía) luego de que Eduardo Ulloa renunciara al cargo por el escándalo de los abusos en los albergues, y cuando se espera el inicio de los juicios es casos de corrupción de alto perfil como los sobornos de Odebrecht y FCC.

"Quien les habla es un padre de familia, y les puedo asegurar que mientras esté en la Procuraduría General (MP) voy a supervisar y garantizar que se haga una investigación dinámica, objetiva, exhaustiva y eficiente de esos casos", dijo Caraballo al ser preguntado sobre el caso de los albergues.

Agregó que "todas las personas, independientemente de su condición política, económica o religiosa que tengan alguna responsabilidad en este caso, se les llevará ante la justicia".

"Quien les habla no responde a ningún partido político o grupo económico o religioso de este país. Mi único compromiso es con la Constitución y la ley", aseguró Caraballo.

Ulloa anunció el pasado miércoles su "renuncia irrevocable" al cargo efectiva a partir de este lunes "por los últimos hechos que han conmocionado a la nación panameña", en relación con los abusos de los menores en albergues.

"Ha tomado posesión del cargo como encargado de la Procuraduría General de la Nación Javier E. Caraballo hasta tanto el Consejo de Gabinete acuerde, conforme al numeral 2 del artículo 200 de la Constitución, designar al nuevo Procurador General de la Nación titular", escribió este lunes en su Twitter el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo.

Hace tres semanas, una subcomisión parlamentaria destapó un escándalo de abusos sexuales y maltratos físicos y psicológicos a decenas de menores de edad desde 2015 en 14 albergues bajo la supervisión del Estado.

Aunque los albergues estén supervisados por el Estado, a través de la estatal Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf), están administrados por ONG y fundaciones, muchos de ellos con subsidios públicos.

MÁS PROTESTAS CONTRA LOS ABUSOS

Las denuncias de los abusos han provocado una ola de indignación social desde hace semanas, con manifestaciones en todo el país para exigir justicia y mostrar su repudio ante lo sucedido.

El presidente Cortizo pidió el máximo castigo para los responsables, pero ha sido duramente criticado por no destituir a ningún funcionario lo que incluso le ha valido acusaciones de "complicidad".

Este lunes cerca de un centenar de manifestantes volvieron a protestar en los alrededores de la Senniaf, donde tras algunas escaramuzas con la policía emprendieron marcha hacia a la sede de la Presidencia, donde entregaron un pliego de peticiones a un funcionario.

"Están en edad de jugar con juguetes, no ser usados como juguetes para pervertidos", "queremos el informe!, "¿y si fueran tus hijos?", "¡Estado cómplice encubridor ya basta!", eran algunos de los mensajes de las pancartas de los manifestantes, que bloquearon brevemente la gran avenida que borde el paseo marítimo de la capital, sin que se registran incidentes.