EFERío de Janeiro

Fluminense, que en los próximos dos sábados se medirá al Flamengo por el título del Campeonato Carioca, rechazó este martes la posibilidad de abrirle las puertas del Maracaná al público en las dos finales, en medio de la pandemia de la covid, como fue sugerido por dirigentes deportivos.

Fluminense aclaró en un comunicado que no ha sido convocado a ninguna reunión para discutir tal asunto y que, en caso de que le sea planteado, lo rechazará de antemano.

La nota hace alusión al anuncio de la Federación de Fútbol del Estado de Río de Janeiro (Ferj) de que, como ninguna norma prohíbe el regreso del público a los estadios en este momento de la pandemia, es posible que, en caso de un acuerdo entre los dos finalistas, el público pueda usar hasta el 30 % de la capacidad del estadio.

El posible regreso del público para los dos partidos que definirán al campeón regional del estado de Río de Janeiro sería inédito en Brasil, en donde la presencia de espectadores en los estadios esta prohibida desde marzo del año pasado como medida para frenar el avance del coronavirus.

La posible liberación fue planteada por la Ferj en momentos en que Brasil apenas comienza a superar una segunda ola de la pandemia, que ha sido más virulenta y mortal que la primera.

Brasil, uno de los países más castigados por la covid en el mundo, es el segundo en número de muertes, con más de 423.000 víctimas, y el tercero en número de contagios, con 15,2 millones.

Pese a que las cifras de muertos vienen bajando desde el récord alcanzado en marzo y abril, el promedio de óbitos aún está por encima de los 2.000 diarios y el de contagios en cerca de 60.000 por día.

"Fluminense aclara que desconoce una reunión en la que se vaya a discutir el asunto y que mantiene una posición contraria a la liberación del público en las finales", afirmó el club de Río de Janeiro en la nota.

"De antemano, el club reafirma su posición contraria a la liberación del público en las finales del Campeonato Carioca y mantiene, como lo hace desde el inicio de la pandemia, el respeto y apoyo a las restricciones determinadas por las autoridades sanitarias", agregó.

El club afirmó que, en nombre de la ciencia y de la preservación de vidas, seguirá manteniendo todas las cautelas para garantizar la máxima seguridad sanitaria a sus jugadores, socios y funcionarios.

En su resolución, la federación carioca condicionó la liberación del público en el Maracaná a que los dos finalistas lo acepten.

De acuerdo con versiones de prensa, el Flamengo, vigente campeón brasileño y carioca, fue el que le pidió a la Ferj que autorizara el regreso del público al Maracaná para las dos finales.

La final del Campeonato Carioca de este año volverá a medir a los protagonistas del famoso clásico "Fla-Flu", luego de que el Flamengo se impusiera en la del año pasado.