EFERedacción deportes

Las selecciones de Francia, vigente campeona olímpica, y de Noruega, última campeona de Europa, certificaron su clasificación para la segunda fase del Mundial de España tras imponerse este domingo a Eslovenia e Irán, en una jornada en la que los Países Bajos, las defensoras del título, sellaron su billete para la siguiente ronda con una contundente goleada (17-58) sobre Uzbekistán.

Muchos más problemas tuvo Rusia, medalla de plata en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio, que se aseguró su continuidad en el torneo, tras doblegar por 23-26 a Polonia, en un duelo en el que las de Liudmila Bodnieva dejaron numerosas dudas.

EL "MURO" FRANCÉS NO OFRECE RESQUICIOS

Todo lo contrario que Francia, que sustentada, una vez más, en su formidable defensa no dio la más mínima opción (18-29) a una Eslovenia, que llegaba envalentonada a la cita tras la brillante victoria (28-18) que logró sobre Montenegro, quinta en el pasado Mundial, en la primera jornada.

Pero el infranqueable muro en el que se convirtió en defensa el conjunto francés no tardó en devolver a la realidad a las balcánicas, que transcurridos los primeros diecinueve minutos de juego tan sólo habían podido anotar dos goles (2-9).

Un reflejo de la intensidad defensiva de un equipo francés que contó en todo momento con la ayuda bajo los palos de una sensacional Laura Glauser, que cerró la primera parte con un 47 por ciento de paradas.

Intervenciones que junto a los goles de Estelle Nze Minko, autora de seis dianas, y de una Grace Zaadi, que hoy sí recordó a la jugadora que fue designada mejor central de los Juegos Olímpicos de Tokio, permitieron a Francia sumar un convincente triunfo que situó a las de Olivier Krumbholz en la siguiente fase.

Una clasificación que aún deberá certificar Montenegro, pese a imponerse este domingo por un claro 30-20 a Angola, en un choque en el que las africanas sucumbieron en la segunda mitad a la efectividad de la extremo Jovanka Radocevic, que lideró el ataque montenegrino con doce tantos.

NORUEGA SE DIVIERTE ANTE LA DÉBIL IRÁN

Mucho más contundente se mostró Noruega que selló su billete para la segunda fase tras golear por 9-41 a Irán, en un encuentro en el que las nórdicas tan sólo permitieron anotar tres tantos al conjunto persa en el primer tiempo (3-22).

Circunstancia que no impidió a las iraníes, que debutan en un Mundial, disfrutar de su momento de gloria, tras situarse a los cuatro minutos de juego por delante en el marcador (2-1) de la todopoderosa noruega.

Un mero espejismo que las de Thorir Hergeirsson se encargaron de romper abruptamente con un contundente parcial de 1-21 en los minutos restantes del primer tiempo.

Incontestable triunfo que permitirá a Noruega jugarse el próximo martes la primera plaza del grupo C, con sede en Castellón, con la selección de Rumanía, que como las nórdicas cuentan por goleadas sus encuentros en el torneo.

Si en la primera jornada las rumanas se impusieron por un contundente 39-11 a Irán este domingo las de Adrian Vasile sellaron su billete para la segunda fase tras doblegar por un claro 38-17 a Kazajistán, en un duelo en el que Rumanía tras sestear en la primera mitad (14-9) desarboló por completo a su rival con un parcial de 8-2 en el arranque del segundo tiempo.

RUSIA NO ACABA CON LA DUDAS

La que no pudo tomarse ningún momento de respiro fue la selección rusa, que certificó su clasificación para el siguiente turno al imponerse por 23-26 a Polonia, en un encuentro en el que las de Liudmila Bodnieva no supieron aprovechar los hasta siete goles de ventaja (9-16) de los que gozaron en la primera parte.

Lastrado por las pérdidas de balón el equipo ruso permitió la reacción de Polonia, que liderado por una efectiva Aleksandra Rosiak, autora de diez dianas, se situó a tan sólo un tanto (21-22) en el marcador a falta de diez minutos para la conclusión.

Un tiempo en el que las intervenciones de Polina Kaplina, que cerró el choque con un 46 por ciento de paradas, y los goles de la lateral Antonina Skorobogatchenko impidieron la sorpresa.

Agónico triunfo que deja enormes dudas sobre el auténtico nivel del renovado equipo ruso, huérfano en este Mundial de su gran estrella, la lateral Anna Vyakhireva, que decidió hacer un parón en su carrera profesional tras la cita olímpica.

Unas dudas que tratará de explotar Serbia, que se jugará el próximo martes la primera plaza del grupo B con Rusia, tras golear este domingo por 43-18 a Camerún, en un choque en el que los diez goles de ventaja (19-9) con los que las balcánicas se marcharon al descanso convirtieron en un mero trámite el segundo tiempo.

LOS PAÍSES BAJOS NO DAN TREGUA

Quien no entiende de trámites es la selección de los Países Bajos, vigente campeona del mundo, que por segunda jornada consecutiva superó la barrera de los cincuenta goles, tras imponerse este domingo por un demoledor 58-17 a Uzbekistán

La voracidad de jugadoras como Debbie Bont o Larissa Nusser, máximas realizadoras del partido con siete tantos cada una, permitió a las neerlandesas firmar la tercera mayor goleada en la historia de los Mundiales.

Los 41 tantos por los que las de Monique Tijsterman se impusieron al bisoño equipo asiático, que cuenta con una media de edad de 22 años, no sirvieron para superar el récord de Hungría, que en el Mundial de Rusia 2005 se impuso por 48 goles de diferencia a Australia, tras endosar un sonrojante 57-9 al conjunto oceánico.

La contundente goleada de los Países Bajos quedó, sin embargo, eclipsada por la estratosférica actuación que apenas una hora antes firmó sobre la misma pista del Palacio de los Deportes de Torrevieja la extremo sueca Natahlie Hagman, que anotó, nada más y nada menos que 19 goles, en el triunfo (48-10) del conjunto escandinavo sobre Puerto Rico.

Un espectacular registro para el que Hagman, que tan sólo erró dos de los veintiún lanzamientos que intento, ni tan siquiera necesitó disputar íntegramente el encuentro, tras permanecer 46 minutos sobre la pista.

Circunstancia que impidió a la jugadora sueca superar los 21 goles que la macedonia Natalija Todorovska firmó ante Camerún en el Mundial del año 2005.

Goleadas que certificaron la presencia en la segunda ronda de neerlandesas y suecas que se jugarán el próximo marte no sólo ya la primera plaza del grupo D, sino la posibilidad de acceder con pleno de puntos a la siguiente ronda.

Javier Villanueva