EFEValencia

El entrenador del Valencia, Javi Gracia, dijo coincidir con el posicionamiento del club de Mestalla en oposición al proyecto de la Superliga por no representar “los valores del fútbol y del deporte en general” pero dijo que los actuales gestores deben entender que se debe mejorar.

“Mi opinión iría en la línea del club. Lo veo más como un proyecto económico que deportivo y no creo que represente realmente lo que todos queremos de este fútbol, en cuanto a los valores del fútbol y del deporte en general”, señaló en una rueda de prensa.

Gracia dijo que los organismos que dirigen el fútbol deben priorizar “lo relativo a la esencia del fútbol” y no ve que esta creación vaya en esa línea, aunque tampoco que la actual situación lo haga.

“Lo que debe prevalecer es proteger el juego y a sus protagonistas que creo que no está pasando y ahora tampoco. La manera lo deberán marcar los responsables. Proteger el juego, a sus protagonistas y tratar de satisfacer lo más posible a sus aficionados”, resumió.

“Hay unos grandes intereses económicos y los responsables de las decisiones creen que es oportuno ir por ese camino y yo como entrenador considero que a veces no son los idóneos, pero como parte del fútbol debemos aceptar ciertas cosas porque son cosas que se necesitan para mantenerlo. Para mantener el espectáculo hay que aceptar determinadas medidas que no son fáciles de tomar”, asumió.

Gracia puso como ejemplo el hecho de que se jueguen “muchísimos partidos”, que dijo que es algo que “igual tiene mucha repercusión económica” pero que tal vez no es lo mejor “para los jugadores o sus aficionados”.

“Los responsables deben pensar un fútbol mejor, pero pensando en el fútbol”, señaló Gracia, que en cualquier caso se mostró en contra de que los futbolistas puedan ser sancionados por participar en esta competición si se llega a implantar.

“Oigo que los jugadores no van a poder jugar en determinados sitios y los jugadores necesitan protección, no amenazas. Los que sean responsables de tomar esas decisiones que piensen en ellos”, reclamó.

Preguntado por si una posible Superliga pudiera abrir opciones para que el Valencia dispute competiciones europeas la próxima temporada pidió no analizar la situación desde los intereses de cada uno.

“Creo que debemos tener una visión más global y menos interesada y pensando en qué nos pueden beneficiar. Hay pensar en qué es lo mejor para el fútbol y luego veremos en qué situación queda el Valencia y el resto de equipos. No necesitamos ningún aliciente extra para tratar de quedar en la mejor posibles más que defender a nuestro club y quedar lo más arriba posible”, dijo.