EFEMéxico

Miguel Herrera, entrenador de las Águilas del América del fútbol mexicano, explicó este viernes que se prepara para un torneo Apertura 2020 en el que tendrá varias bajas por lesiones musculares o por enfermos de la COVID-19.

"Habrá bajas paulatinas por el cansancio, sobrecarga de algún músculo y vamos a preferir parar a los futbolistas un partido y no cuatro o seis semanas; lo hemos sabido llevar, no hemos puesto excusas. Contamos con una plantilla que puede solventar las faltas", dijo en conferencia.

El balompié del país canceló el pasado 15 de marzo su Clausura 2020 y de esa fecha a mediados de junio los jugadores tuvieron que entrenarse en sus casas debido al confinamiento por la pandemia.

El América venció en la primera jornada del Apertura por 1-2 al Pachuca, sin embargo sufrió las lesiones del colombiano Andrés Ibargüen y el defensa argentino Emanuel Aguilera.

Ibargüen presentó una distensión muscular del bíceps femoral izquierdo que lo dejará fuera de dos a cuatro semanas, mientras que el zaguero Aguilera sufrió una lesión en el músculo vasto lateral y en la rodilla izquierda.

Las bajas del colombiano y del zaguero se unen a las del argentino Leonardo Suárez y Giovani dos Santos, quienes no han podido debutar por problemas musculares.

Sobre el triunfo ante el Pachuca, Herrera expresó que vio a una escuadra sólida en la defensa, en contra de un rival que a juicio del estratega hizo una buena pretemporada.

El técnico expuso que es más importante sacar resultados y ser efectivos, pero que en la situación actual sin público en las tribunas tienen un compromiso extra con su afición.

"Queremos jugar bien al fútbol, que la gente le agrade al equipo, mucho más porque no están en el estadio y tenemos que mantenerlos prendidos en la pantalla y nuestra señal para aumentar el rating del equipo en televisión" comentó.

El América recibirá en la segunda fecha al Tijuana, duelo en el que estrenará su casa momentánea, el estadio Olímpico Universitario, en el que los Pumas juegan de local.

"Sabíamos desde el inicio que teníamos que jugar dos partidos en un estadio alterno de local porque van a arreglar nuestro estadio (Azteca)", concluyó.