EFEVitoria

El jugador del Kirolbet Baskonia Marcelihno Huertas afirmó que el CSKA "no puede quejarse mucho de los árbitros" y pidió un arbitraje "justo y neutro" para los partidos que se disputarán en el Buesa Arena.

El base paulista explicó en rueda de prensa que deben olvidarse de estos temas, pero incidió en que no "puede haber mucha diferencia cuando los dos equipos juegan al mismo nivel físico".

El brasileño opinó que "no tiene que cambiar la mentalidad" de los baskonistas a pesar de haber conseguido un triunfo en Rusia porque ya se ha visto que "en una serie de 'playoff' puede pasar de todo".

"Tenemos que estar preparados no solo para el primer partido donde el equipo tiene claro lo que tiene que hacer a nivel físico y táctico", explicó Huertas, que consideró que en este tipo de encuentros "es clave controlar las emociones".

Opinó que tienen que estar "preparados para cualquier tipo de guión porque el CSKA es mucho más que la anotación o la dirección de Sergio Rodríguez" y advirtió que "muchos jugadores influyen y cada partido es una historia".

"Lo primero que tenemos que hacer es mantener el nivel físico y la agresividad en defensa porque si no somos capaces de igualarles en ese aspecto salimos perdiendo", destacó el director de juego azulgrana, que reconoció que tienen que intentar "mantenerles en una anotación más o menos baja" y jugar en transiciones.