EFESan Salvador

El presidente de la FIFA, Gianni Infanino, concluyó este miércoles en El Salvador su visita de dos días a Centroamérica con un mensaje de apoyo de parte del rector del balompié mundial al fútbol femenino.

El dirigente italiano dijo en declaraciones generales a los medios de comunicación nacionales y extranjeros que la FIFA "seguirá invirtiendo en el fútbol femenino".

De acuerdo con la FIFA, unas 13,36 millones de niñas y mujeres juegan al fútbol de forma organizada en sus federaciones miembro, de las que un 76 % tiene una estrategia específica para el fútbol femenino al que se dedicó un gasto específico de 347,6 millones de dólares en 2018.

Las cifras corresponden a una encuesta en la participaron 198 de las 211 federaciones miembro de la FIFA, que indica que Estados Unidos es el país con más jugadoras registradas -1.600.000-, seguido de Canadá -290.087-, Alemania -197.575- y Suecia -196.907-.

Infantino también señaló que el fútbol es importante en El Salvador y en el mundo en general "donde desafortunadamente son más las noticias malas que las buenas, por eso es bien hablar de fútbol, dar esperanza e invertir en la gente".

"Sigamos apoyando al fútbol femenino, masculino, de clubes y selecciones y también criticando, pero siempre con una idea constructiva", agregó.

El dirigente participó en la inauguración del Congreso de la Unión Centroamericana de Fútbol (Uncaf) en el que participarán los siete líderes del fútbol de la región y que se lleva a cabo en la Federación Salvadoreña de Fútbol (Fesfut), en San Salvador.

En su gira anunció la "posibilidad muy real" de que Costa Rica y Panamá organicen en conjunto el Mundial femenino sub'20 que está programado para septiembre de 2020.

También aprovechó para lanzar un mensaje de "nunca más" a la corrupción en el máximo organismo del fútbol, en la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf) y en federaciones como la costarricense.

Además, afirmó que se ha convertido en un "hincha total" del vídeo arbitraje (VAR, por sus siglas en inglés) porque esta tecnología, aunque no es perfecta, ha venido a "limpiar" el fútbol de polémicas.

"Soy hincha total del VAR, no siempre fue así. Al principio fui un poquito escéptico, pero hemos visto con pruebas, con hechos, que el VAR ayuda. Hay todavía un gasto y vamos a trabajar para que disminuya porque necesitamos ayudar a los árbitros", manifestó.