EFETegucigalpa

La FIFA lamentó este jueves la muerte, el lunes a los 61 años en San Francisco, Estados Unidos, del exmundialista hondureño José Roberto 'el Macho' Figueroa y dijo que "leyendas" como él "escriben la historia".

A través de una carta del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, al titular de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth), Jorge Salomón, expresa su "gran tristeza" por el deceso del exinternacional.

"No hay palabras para curar el dolor que genera la partida de un miembro de nuestra comunidad del fútbol", escribió Infantino.

Figueroa fue convocado para eliminatorias mundialistas en más de 25 ocasiones entre 1980 y 1985, y formó en la selección que disputó por primera vez una Copa Mundial, la de 1982 en España.

Figueroa militó en el Vida hondureño, con el que fue campeón en 1982, el Real Murcia español, donde se convirtió en uno de los jugadores más importantes de la historia del club. Y también jugó en el Hércules español, el Motagua (hondureño) y el Cartaginés costarricense.

Infantino manifestó que Figueroa fue "uno de los mejores futbolistas de Honduras" y que "fue un mito del Real Murcia FC en los años 80".

"No hay dudas que leyendas como 'el Macho' Figueroa escriben la historia. Nos dejó tan pronto, a los 61 años, y será echado de menos sobre todo por su gran vocación, personalidad entusiasta, respetuosa, simpática, y sencilla, pero su legado y su trayectoria dentro del campo de juego permanecerán en el recuerdo", añade la carta de Infantino a Salomón.

"En estos momentos difíciles de irreparable pérdida, los acompañamos a la distancia y esperamos que nuestras palabras sirvan de pequeño consuelo", concluye la carta de Infantino.

Tras abandonar el fútbol, a finales del decenio de los 80, Figueroa se radicó en Estados Unidos.

Cuando fue convocado para integrar la selección para las eliminatorias del Mundial de España, Figueroa, atendiendo instrucciones del entrenador José de la Paz Herrera trabajaba durante horas remates de media y larga distancia.

"Los entrenamientos terminaban, pero 'el Macho' se quedaba más tiempo practicando su potencia con la pierna derecha", recordó a Efe Héctor 'Pecho de águila' Zelaya, su amigo y compañero de cuarto durante la concentración.

Zelaya, autor del gol de Honduras ante España (1-1) en el Mundial de 1982, dijo que Figueroa "se dio a querer mucho adonde llegaba. Así fue con la selección y en los países donde jugó".

Otros jugadores de aquella selección como Jaime Villegas, Ramón Maradiaga, Efraín Gutiérrez, Gilberto Yearwood y Salomón Nazar, recordaron el tiempo compartido y anécdotas con Figueroa, el jugador hondureño que más fuerte le ha pegado al balón.

Los clubes españoles Murcia y Hércules, así como el Motagua enviaron mensajes de condolencias y solidaridad.

Allan McDonald, uno de los mejores caricaturistas de Honduras, era un niño cuando la selección de Honduras que clasificó al Mundial de España bajo la dirección de José de la Paz Herrera, y en muchas tardes vio cómo 'el Macho practicaba sus lanzamientos.

McDonald le ha tributado un homenaje plasmado en un vídeo sus recuerdos.

"Una tarde de enero de 1982, en Valle de Ángeles, un grupo de niños nos sentábamos en un bordillo del campo, viendo en mesa verde, templada bajo el sol, que retaban los futbolistas de la selección", evoca.

Los jugadores "hacían su práctica rupestre, alistándose y amarrándose la vida con sus tacos Flamingo, para irse por primera vez al mundial (de España 1982)", añade el homenaje.

Allan recordó que toda esa generación de jugadores usaba el afro, "y uno los confundía" (por el cabello) en el entrenamiento, pero el 10 era imposible no reconocerlo con esa pata bendita".

Con su pegada, dice McDonald, Figueroa "desbarrancaba las ramas de los eucaliptos, que crecían huérfanos en el monte de aquel llano echado al azar, donde el balón salía disparado detrás de la portería y que a veces hacía estremecer los tubos oxidados de la meta, cuando levantaba la pata bendita el gran Macho Figueroa....".

"Una vez lo vi disparar desde la otra meta hasta cruzar el campo, dejando estelas de fuego y polvo en el aire con su brutal patada al balón de cuero curtido. Estaba casi solo, en la inmensidad de la gloria a las 6 de la tarde practicando junto a una grabador Récord, de doble casetera, con los Ríos de Babilonia -de fondo musical- que arrastraba la noche en sus turbulentos recuerdos".

A lo lejos, relata McDonald, un hombre con gorra estaba anotando en un cuaderno, era el Panchón (Francisco) Guerra, asistente de Herrera, "que tenía un bigote tan grande como la pata del Macho".

"Salí corriendo a contarle a mi papá, pero no lo interrumpí. Estaba tomando café y platicando con un señor de corbata roja".

"- El es el abogado Chemita (José María) Palacios, el mejor penalista de Honduras (fallecido el 6 de octubre de 1985)-, me dijo.

"- Pensé que era el Macho Figueroa-, le respondí".

"Don Chemita me tocó la cabeza y remató como si fuera un tiro libre:

- Tienes razón-, dijo, y siguieron tomando café".

La muerte de Figueroa llegó en momentos en que Herrera, su entrenador de la selección para las eliminatorias de España 1982 y México 1982, se encuentra en estado delicado de salud.

Hace nos pocos meses estuvo hospitalizado y el miércoles fue operado de la garganta.

Los integrantes de la selección de Honduras en España 1982 sonconsiderados héroes en su país.