EFEVigo

La empresa Intermedia Sport Player, de la que son accionistas los futbolistas Iago Aspas y Denis Suárez, solicitó este viernes al presidente del Celta, Carlos Mouriño, una "rectificación" de sus palabras, después de que ayer la acusara de "subastar" a varios jugadores de la cantera celeste.

La agencia de representación, en la que trabaja Jonathan Aspas -hermano de Iago y ex futbolista profesional-, considera que se ha producido "un trato y un señalamiento injusto" hacia una empresa "con más de 25 años" de experiencia en el mundo del fútbol y el deporte.

Destacan que su relación con el Celta siempre ha sido "buena" y se ha sustentado en una filosofía compartida basada "en el valor humano, el saber hacer y el entusiasmo por acompañar y guiar" a los jugadores en un trayecto que, a su entender, no entiende "de cortapisas coyunturales".

Por ello, piden al presidente y máximo accionista de la entidad celeste que rectifique "en beneficio de todas las partes", pero sobre todo, dice Intermedia Sport Player en su comunicado, "de unos jóvenes que se deben centrar en su formación tanto personal como deportiva y no verse involucrados en conflictos artificiales sin recorridos".

Desde la empresa recuerdan que en los últimos años 16 jugadores han salido de la cantera del Celta hacia "grandes clubes", y sólo dos pertenecían a Intermedia Sport Player, por eso no entienden el conflicto que ha generado la salida del joven Bryan Bugarín al Real Madrid.