EFEMadrid

El Real Madrid regresó este lunes a los entrenamientos en la ciudad deportiva de Valdebebas con una sesión de recuperación para los titulares del domingo, en el empate ante la Real Sociedad, y de mayor intensidad para el resto, entre los que destacó la presencia de Isco Alarcón y Marco Asensio con el objetivo de reaparecer el sábado ante el Real Betis.

Zinedine Zidane debe encontrar soluciones ofensivas a la falta de gol tras comenzar la liga con un empate sin goles y la pólvora mojada. El inicio de la semana contó con dos buenas noticias, la intensidad con la que trabajó Isco una vez superado su esguince de tobillo y ver a Marco Asensio ejercitándose por primera vez al mismo ritmo que sus compañeros tras el edema que sufría en la rodilla operada.

El cuerpo técnico madridista espera que la semana transcurra con normalidad y tanto Isco como Asensio vayan mejorando su tono físico para poder viajar a Sevilla y entrar en la convocatoria par el encuentro frente al Real Betis del próximo sábado.

Más tiempo necesitará el belga Eden Hazard que aunque se ejercita sobre el césped, sigue cumpliendo paso a paso el plan de fortalecimiento del tobillo operado mientras va aumentando la intensidad de sus entrenamientos.

Sigue fuera el grupo el defensa brasileño Militao que se quedó en el interior de las instalaciones tratándose de su dolencia muscular y seguirá de baja esta semana, así como Mariano Díaz que se recupera de la operación de amigdalitis a la que se sometió la pasada semana.

De los titulares Thibaut Courtois, Ferland Mendy, Toni Kroos, Luka Modric, Martin Odegaard, Vinicius y Rodrygo saltaron al césped a realizar carrera continua para soltar las piernas. Mientras, Karim Benzema se trató de un fuerte golpe en el tobillo que le hizo acabar cojeando ante la Real Sociedad y no tendrá problema para estar en punta de ataque en el próximo encuentro liguero.