EFEPamplona

El entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate ha señalado que ganar este sábado ante el Alavés significaría dar “un paso de gigante” en un duelo entre dos conjuntos que se conocen “muy bien”.

Osasuna afronta el encuentro sabiendo de la importancia del choque al medirse a un rival directo al que solo aventaja en tres puntos, por lo que todo lo que sea sumar será “bueno” para los intereses rojillos.

“Espero un Alavés diferente al de las dos últimas jornadas. Cogemos su partido contra el Valladolid como referencia, donde fueron mejor que el rival e hicieron 90 minutos muy buenos”, ha indicado en rueda de prensa el técnico sobre el vital duelo entre dos clubes “parecidos que no se exponen y a los que les gusta jugar en campo rival”.

Arrasate cree que, “el equipo que se encuentre más cómodo dentro de esos dos estilos parecidos, tendrá más opciones de vencer”.

El de Berriatua espera un equipo vasco “intenso” que basa gran parte de su potencial en la “fuerza” del grupo más allá de figuras clave como los delanteros Joselu y Lucas Pérez.

De la última derrota ante el Sevilla, Arrasate ha opinado que no debe hacer daño a sus jugadores ni considerarse como “un paso atrás”, sino “algo necesario” para “seguir progresando”.

“El dominio territorial puede ser importante”, ha avisado el entrenador sobre el factor que pueda decantar la balanza para uno de los dos lados.

“Nuestra idea es salir a ganar y si sumamos tres puntos daríamos un paso muy importante. Cada victoria nos acerca muchísimo al objetivo”, ha manifestado sobre el choque de Mendizorroza.

“Tiene bandas profundas, delanteros de nivel, gente en mediocampo que gana muchos duelos. Creo que es un Alavés diferente y más parecido a nosotros ahora”, ha respondido sobre el cambio de entrenador de su oponente hace unas jornadas.