EFERedacción Deportes

La gimnasia española colocó este viernes a dos representantes entre los diez mejores del mundo gracias a la sólida actuación de Joel Plata, que acabó séptimo, y Néstor Abad, décimo, en la final de los campeonatos del mundo de gimnasia artística que se disputan en Kitakyushu (Japón).

Plata obtuvo a sus 21 años el resultado más importante de su carrera deportiva al compartir con la élite de la gimnasia los puestos de privilegio del mundial.

Sumó 83,365 puntos, por 82,731 del más experimentado Néstor Abad (28 años), tras un concurso que se resolvió en las primeras posiciones a favor del chino Zhang Boheng (87,981), carente de un historial destacado pero que doblegó por 17 milésimas al campeón olímpico japonés Daiki Hashimoto (87,964).

Plata comenzó con un ejercicio más que correcto en caballo con arcos, el aparato generalmente más esquivo para los españoles, que le permitió afrontar con confianza el resto de la final.

Las paralelas (14,666, quinta mejor nota) y el suelo, con el que cerró su actuación (14,133) fueron sus mejores presentaciones y las que auparon al viladecanense hasta el séptimo escalón final, apenas tres meses después de debutar como olímpico en Tokio y ser el mejor del equipo español.

Abad, que sufrió una gran decepción en los Juegos al no lograr clasificarse para la final, volvió a sonreir en esta final mundialista. Llegó a estar cuarto tras las tres rotaciones iniciales (anillas, salto y paralelas, su mejor aparato con 14,366), aunque luego perdió posiciones ante la lucha sin tregua que mantuvieron los de arriba.

El alicantino, cinco veces campeón de España, comienza con buen pie el que quiere que sea su tercer y último ciclo olímpico, que concluirá en París 2024.

En estos mundiales no participa Ray Zapata, subcampeón olímpico de suelo.

En la lucha por el título, Zhang amargó la fiesta al público local al derrotar por un suspiro a Hashimoto, que buscaba el doblete olímpico y mundial.

Tras un mano a mano lleno de suspense, y en el que estuvo a punto de colarse como invitado sorpresa el brasileño Caio Souza, Zhang y Hashimoto se alternaron en el liderato de la final hasta que los jueces resolvieron a favor del chino en el último ejercicio de la última rotación: se impuso con 87,9812 puntos, por 87,964 del nipón.

El tercer puesto fue para el ucraniano Illia Kovtun, con 84,899.

Caio Soza, que llegó a liderar el concurso, finalizó decimotercero (82,665) tras perder la concentración en sus últimos ejercicios: se salió del tapiz en suelo y se cayó del aparato en caballo con arcos.