EFELondres

El primer ministro británico, Boris Johnson, indicó este martes a las autoridades del fútbol que su Gobierno no descartará ninguna medida a fin de intentar bloquear la formación de una Superliga europea.

El líder conservador se reunió hoy con representantes de la Federación de fútbol británica (FA), de la Premier League y de grupos de aficionados de ese deporte en este país a los que reiteró, según confirmó un portavoz de Downing Street -su oficina y despacho oficial- su "inquebrantable apoyo" en sus intentos por evitar la creación de esa polémica competición.

"El primer ministro confirmó que el Gobierno no respaldará que un pequeño puñado de propietarios creen una tienda cerrada", apuntó un portavoz oficial en un comunicado.

En la nota se agrega que Johnson "ha sido claro en que no se descarta ninguna medida y que el Gobierno explora todas las posibilidades, entre ellas las opciones legislativas, a fin de asegurar que se frenan estas propuestas".

La fuente oficial reveló asimismo que en la reunión participaron representantes de la FA y de la Premier League, así como grupos de aficionados de los clubes Liverpool, Manchester United y Tottenham Hotspur.

El "premier" ya mostró ayer su total oposición al anuncio de doce clubes europeos de lanzar una competición europea cerrada entre los equipos más ricos y poderosos del continente al afirmar que los equipos son "algo más que marcas globales".

En este país cada vez surgen más iniciativas del sector político, medios de comunicación e hinchadas de los seis equipos ingleses implicados en el proyecto -Manchester United, Chelsea, Arsenal, Tottenham, Manchester City y Liverpool- para tratar de que no salga adelante.