EFEMéxico

El español Jon Rahm afirmó este miércoles que si no fuera por la influencia del estadounidense Tiger Woods sería complicado disputar en México un torneo del PGA Tour como el World Golf Championship-México Championship.

"Seguramente no estaríamos jugando torneos como este sino fuera por lo que hizo Tiger con el golf, por como lo llevó a un nivel superior. Es todo un honor", dijo Rahm a un día de disputarse la primera ronda en el Club de Golf Chapultepec de la capital mexicana.

Rahm, de 24 años, dijo que no ha podido evitar dejar de sentirse nervioso al estar parado junto a Woods en el 'tee' de salida porque se trata de su ídolo.

Nacido en Barrica España el 10 de noviembre de 1994, Rahm ganó una liguilla de desempate a la estrella estadounidense durante la Ryder Cup de 2018.

Se trata del éxito deportivo más importante de su carrera profesional en el golf que arrancó hace un par de años.

"Aunque sea una persona normal al estar junto a él y saber todo lo que ha ganado me hace sentir bastante significante", dijo.

Woods, ganador de 14 torneos 'major', sólo se encuentra por detrás de otra leyenda estadounidense, Jack Nicklaus poseedor de 18 títulos eventos grandes.

Rahm, sexto del ránking, y que la semana pasada terminó entre los diez primeros del Abierto de Los Ángeles, es uno de los favoritos para el torneo mexicano, que el año pasado ganó el estadounidense Phil Mickelson.

Encabeza el contingente español junto a Sergio García, Rafa Cabrera y Adrián Oategui.

"El público mexicano es uno de los mejores frente a lo que he jugado, sobre todo el primer año. Era uno torneo que México necesitaba por el hambre del golf que había mostrado", señaló.

El campo del Club de Golf Chapultepec se ha convertido en uno de los preferidos del golfista español, por lo que en la tercera edición del WGC-México Championship espera salir victorioso.

El WGC atrae a los mejores golfistas de la clasificación mundial de la actualidad entre los que se encuentran los estadounidenses Brooks Koepka, Dustin Johnson, Justin Thomas y Bryson DeChambeau.