EFEValencia

El entrenador Juan Carlos Garrido, que ha comprado y donado material sanitario a tres hospitales del Valencia para hacer frente a la crisis del coronavirus, animó a todo aquel que pueda hacerlo a que ayude en la medida de sus posibilidades.

“No somos los responsables ni los que tenemos la solución, pero llegado a este extremo hay que hacer lo que se pueda. Animo a todo el que pueda a que en la media de lo posible haga algo”, dijo a Efe el actual técnico del Wydad de Casablanca (Marruecos).

En su caso, ha adquirido a través de un proveedor guantes, mascarillas y otros productos que esta próxima semana deben llegar al Hospital Clínico, al Peset Aleixandre y al General. Además, también está tratando de adquirir productos de desinfección.

Garrido subrayó “lo mucho que está ayudando la gente del fútbol, que está siendo muy importante”, y campañas como la que han puesto en marcha Pau Gasol y Rafa Nadal, en la que también ha colaborado a título personal.

”Ojalá se recaude mucho dinero y que se concrete porque lo importante ahora son productos concretos, sanidad”, destacó Garrido. “No podemos ver la pérdida sino una inversión para solucionar esto lo antes posible”, añadió.

El entrenador valenciano sigue en Marruecos, donde las medidas de confinamiento son similares a las que hay en España, cuya actualidad sigue de cerca.

“Estoy solo, vivo, trabajo y resido en Marruecos y estoy siguiendo con rabia, tristeza, ansiedad y preocupación todo lo que pasa en España y especialmente en Valencia. La situación se está desbordando y afectando mucho mas de los que nos esperábamos”, reflexionó.

“Pensábamos que España podía resolver con lo que ya hay en el país y vemos que no es así. Todos tenemos que ayudar en la medida que podamos y todos estamos interesados en salir”, destacó.

Garrido explicó que “en Marruecos la gran ventaja es que las medidas de restricción y aislamiento empezaron mucho antes, ver la situación de España hizo que se tomaran medidas antes”.

“Al principio entendí que iba a ser un periodo preventivo, de una semana, que poco a poco íbamos a volver a la normalidad, pero se han adoptado las medidas de los países europeos. Estamos en casa, no podemos entrenar, podemos salir al supermercado y a la farmacia y poco más”, destacó.

Garrido no tiene posibilidad de regresar a España, pero también confía en que un mes la situación haya cambiado y se pueda retomar paulatinamente la actividad, que en el caso de su equipo pasa por acabar la Liga, en la que es líder, y disputar las semifinales de la 'Champions' africana con el Al Ahly egipcio.