EFESao Paulo

La selección japonesa entrenó este viernes en Sao Paulo con todas las miradas puestas en el centrocampista Takefusa Kubo, nuevo fichaje del Real Madrid para el Castilla.

El joven jugador de 18 años, considerado el "Messi japonés", fue el objetivo de los focos y los flashes en el entrenamiento del combinado nipón en la ciudad deportiva del Palmeiras, su segunda práctica en Sao Paulo para preparar su debut en la Copa América el lunes ante Chile.