EFEMadrid

El presidente de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino, Rubén Alcaine, explicó este lunes que la oferta de 1.152.000 euros que hizo el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, "no soluciona el conflicto" del fútbol femenino español.

"Esa oferta de 1.152.000 euros está descartada. Ese millón no soluciona el conflicto y no es viable. Cuando se hace esa propuesta es que no se ha entendido el conflicto que tenemos actualmente. No estamos hablando de 1.100.000. Esa no es la solución al problema del fútbol femenino", dijo Rubén Alcaine tras una nueva reunión de la mesa negociadora del primer convenio colectivo de las futbolistas de la Primera Iberdrola, quienes mantienen la convocatoria de huelga indefinida a partir del fin de semana del 16 y 17 de noviembre ante la falta de acuerdo entre patronal y sindicatos.

Rubén Alcaine insistió en que la solución al conflicto pasa por que la RFEF permita la adhesión de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino al Programa Elite, al que según fuentes federativas consultadas por EFE ya pertenecen el Athletic Club, el Barcelona, el Madrid CFF, el Sevilla y el CD Tacón.

"Estamos esperando poder acogernos a ese Programa Elite, lo que no solo desbloquearía la huelga sino el tema de los derechos audiovisuales y el de los soportes... Entendemos que sería la solución para todos", dijo Alcaine.

El dirigente aragonés comentó que "en mayo" no se pudieron acoger a ese nuevo programa, estratégico para la RFEF, porque la Asociación de Clubes tenía "unos compromisos" adquiridos con Mediapro para la retransmisión de los partidos de la Primera Iberdrola.

"Tras negociar con Mediapro, y asumiendo que Mediapro siempre ha apostado por el fútbol femenino, él mismo ofreció esa posible rescisión o salida amable para que los clubes pudiésemos acogernos a ese programa que nos generaba los ingresos suficientes para poder atender las demandas que la parte sindical nos hace", apuntó Alcaine.

Las diferencias entre las exigencias sindicales y los salarios asumibles por la patronal están cifradas en 1.500.000 euros aproxidamente.

La Real Federación Española de Fútbol ofrecía a cada club 500.000 euros por su adhesión al Programa Elite, que contempla entre otros aspectos la profesionalización de la primera y segunda categorías, la mejora de las condiciones de juego, la promoción de la disciplina para que el fútbol sea el deporte más practicado por las niñas, el desarrollo de las selecciones nacionales o la internacionalización de las competiciones.

"Seguimos manteniendo la esperanza de acogernos a ese programa. Siempre hemos dicho que estamos abiertos a nuevos escenarios y esa es una solución que entendemos muy viable. Estamos expectantes. Si podemos acogernos a ese programa, desbloquearía todo", expuso el presidente de la Asociación de Clubes.

"Ahora mismo depende de la RFEF. Nosotros no podíamos adherirnos y ahora estamos en disposición", repitió.

Si esa adhesión al Programa Elite no fructifica, Rubén Alcaine planteó "otras" posibles soluciones, que pasarían por "marcas o empresas" que se sumasen al proyecto. "Con la premura" existente para evitar la huelga de este fin de semana, sin embargo, Rubén Alcaine consideró que "la solución inmediata" llegaría con la adhesión al Programa Elite.

"Desbloquea el conflicto de la huelga y muchos temas, como el audiovisual y el de soportes, que es un conflicto a día de hoy", reconoció.