EFEAsunción

La ciudad argentina de Córdoba fue elegida como nueva sede de la final de la Copa Sudamericana, que se disputaría inicialmente en Brasilia, informó este jueves la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

El partido final de la Sudamericana tendrá lugar así en el estadio Mario Alberto Kempes, el próximo 1 de octubre.

"El cambio fue solicitado por la Confederación Brasileña de Fútbol, atendiendo a que las elecciones generales de ese país se realizarán el día 2 de octubre", dijo la Conmebol en un comunicado.

El organismo rector del fútbol regional, con sede en la ciudad paraguaya de Luque, indicó que el cambio de estadio fue acordado de forma unánime por los integrantes de su Consejo, tras ser consultados sobre el pedido de la Confederación Brasileña.

Córdoba ya fue anfitriona de una final de la Sudamericana en 2020, año en que el club Defensa y Justicia de Argentina se coronó campeón.

Sin embargo, la final y la competencia sudamericana se disputaron sin público ese año, debido a la pandemia de la covid-19.

"Cabe esperar que este año las tribunas sean una fiesta del color y la alegría que caracterizan al fútbol sudamericano", señaló la Conmebol, que describió la Sudamericana como un "torneo cada vez más consolidado en el continente y con creciente impacto global".

Este torneo reunió este año clubes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

El ganador de esta edición disputará la Recopa Sudamericana 2023 contra el campeón de la Libertadores 2022.

De igual forma, el campeón de la Sudamericana asegurará su clasificación automática a la Copa Libertadores del próximo año.