EFEA Coruña

La Gala de la Vela Gallega 2019 ha premiado este viernes a la infanta Elena por su labor social y ha homenajeado al 'Bribón Movistar' y los dos proyectos gallegos de la Vuelta al Mundo, el 'Mapfre' (2017/18) y el 'Galicia 93 Pescanova' (1993/94), además de distinguir a Pedro Campos, campeón de la Copa del Rey en once ediciones.

El rey emérito, Juan Carlos de Borbón, no pudo asistir al evento, en el que estaba previsto que recogiera el premio especial al 'Bribón' por su título de campeón de Europa 2018, galardón que recibieron la infanta Elena y Pedro Campos.

Su ausencia en el Auditorio de Afundación, la disculpó su hija, quien dijo que a su padre "le hubiera encantado" estar en A Coruña "pero por circunstancias ajenas a su voluntad no ha sido posible".

"No sé qué le dará más pena, si no estar aquí o en la regata del fin de semana", indicó la infanta, quien consideró a su padre un "ejemplo de superación, tenacidad y entrega".

Elena de Borbón recibió el premio a la Mejor Obra Social por su contribución a la puesta en marcha del Centro Nacional de Vela Adaptada en el RCN Sanxenxo y por su apoyo a la I Cena Benéfica contra el Cáncer celebrada en este mismo club en 2018, que consiguió una recaudación récord.

"Estas iniciativas tienen especial significado, no solo por la ayuda que suponen a los más desfavorecidos, sino también por la vocación marinera que mi abuelo y mi padre nos han inculcado a mí y mis hermanos", advirtió.

También recibió un premio especial Pedro Campos, quien, capitaneando el 'Bribón', consiguió entrar en la historia al ganar once Copas del Rey, seis de ellas de forma consecutiva y que fue presentado en el acto como el "Leo Messi" de la vela.

La regatista Támara Echegoyen, campeona olímpica, recogió el galardón correspondiente al 'Mapfre', premiado por el mejor resultado español de la historia en la Vuelta al Mundo (subcampeones).

Entre sus tripulantes se encontraba la propia Echegoyen, que es la mejor regatista femenina en la historia de esta prueba y que reconoció que, si tiene la "oportunidad", le "gustaría volver" a disputarla.

La Federación Gallega también distinguió otro proyecto gallego que participó en la Vuelta al Mundo: el 'Galicia 93 Pescanova' (años 93/94).

El barco liderado por Javier de la Gándara, que fue podio en la Whitbread Round the World 93/94, cumple 25 años desde su regreso al puerto de Vigo.

El galardón a toda una trayectoria fue para Fernando Giraldo, un histórico de la vela gallega cuya vinculación con este deporte comenzó en 1970 con 14 años.

El diputado provincial de deportes, Bernardo Fernández, que recibió, en nombre de la Diputación, una de las menciones especiales, destacó que los 786 kilómetros de costa de la provincia de A Coruña convierten este territorio "en un referente a nivel nacional en la práctica de este deporte".

El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, señaló que para la entidad financiera la vela es "un vector estratégico" y recordó que apoya a 1.325 clubes, con 15.000 deportistas de 25 modalidades.

Xulio Ferreiro, alcalde de A Coruña, afirmó que "la vinculación de la ciudad con el mar no solo hay que disfrutarlo sino también potenciarlo" porque esta urbe gallega "se debe al mar" ya que "seguramente no existiría si no hubiese un puerto".

"Los deportistas de la vela formáis parte de esa idiosincrasia de ciudad, de negocio náutico, y es uno de los vectores no solo de presente sino de futuro de A Coruña", expuso.

El secretario xeral para el Deporte, José Ramón Lete Lasa, puso el epílogo a la gala y destacó como dos de los hitos más importantes de la historia de la vela en Galicia los proyectos de vuelta al mundo.

"En los 25 años entre el Galicia 93 de Javier de la Gándara y el Mapfre del Real Club Náutico de Sanxenxo transcurren los hitos más importantes de la historia dorada de la vela gallega", advirtió el expresidente del Consejo Superior de Deportes.