EFEMadrid

Hace justo un año, cuando saltó al césped Thomas Lemar en el Santiago Bernabéu frente al Real Madrid era un futbolista irreconocible, temeroso del fallo, sin el atrevimiento ni la determinación que hoy ha recuperado, transformado en una pieza clave en el liderato del Atlético de Madrid por su trabajo extra, por su convicción y por su liberación en una posición más centrada.

Dos temporadas después, el campeón del mundo francés no es aún todo lo que se esperaba de él cuando fue fichado por el Mónaco a cambio de 70 millones de euros por el 70 por ciento de sus derechos deportivos, pero es muchísimo más de lo que había mostrado hasta ahora. Ha cambiado el declive de entonces por la reacción de ahora.

Dentro de ese ciclo, en su actual momento surge un aspecto transcendente: su reubicación en el terreno de juego. Ya no es el extremo que vino. Es un centrocampista -interior a la izquierda por delante del medio centro- que disfruta con un espacio y una amplitud para el movimiento que antes no disponía.

A él le ha venido bien el cambio de sistema de esta temporada hacia el 5-3-2. Y de estilo. Hasta el punto de que hoy es un titular indudable: ha jugado de inicio nueve de los últimos diez choques en el campeonato. No atravesaba una serie igual en el Atlético desde su estreno en el club, en el comienzo del curso 2018-19, cuando las expectativas figuraban en los más alto para decaer meses después.

No es un dato menor. De enero a octubre de 2020, desde el mercado invernal del pasado curso y hasta el cierre del anómalo primer plazo de fichajes de esta temporada, el futuro de Lemar estuvo en el aire. Fue un futbolista prescindible, que surgía como posible salida cuando el club necesitaba liberar espacio salarial en su plantilla, primero para introducir a Edinson Cavani, que no fue así al final, y después para abordar otras incorporaciones. Se sostuvo en el equipo.

LA CHARLA CON SIMEONE

El pasado 6 de octubre, ya con la conclusión del periodo de inscripciones la madrugada anterior, hubo una llamativa charla -por no ser habitual- entre Simeone y él al término del entrenamiento de ese día en la Ciudad Deportiva de Majadahonda, sentados en un borde del campo donde fue la sesión. La conversación duró media hora.

"He hablado mucho con el entrenador. Me preguntó qué podíamos hacer para mejorar mi situación. Me escuchó, le escuché, siempre le dije que era un jugador para jugar por el medio. Después, si me ponía en la izquierda, daba lo mejor de mí, sin problemas. A la derecha, lo mismo. Pero me sentía más cómodo en el centro", explica el internacional francés en una entrevista a 'France Football'.

"Quería redescubrir mi estilo y mi forma de jugar", añade el jugador en la publicación francesa de este martes en su página web oficial. Su traslado al medio promueve que sea "más libre", con opción de moverse hacia la izquierda o hacia la derecha, con un contacto mucho más constante con la pelota "en lugar de una vez cada quince minutos en un lado", cuando jugaba de extremo.

Y por el medio luce de nuevo. Ha reencontrado el gol y las asistencias, aún en cuotas menores respecto a sus expectativas: sólo suma 5 goles y 6 asistencias en 95 partidos, 43 de titular.

No marcaba desde el 20 de abril de 2019, hasta que lo hizo frente al Valladolid, el 5 de diciembre de 2020. Un año y ocho meses. En 2019-20 ni anotó ni dio ningún pase de gol final. Esta campaña, a la vez, ha jugado ya los mismos partidos de titular que la anterior.

"HE TRABAJADO EN MIS PUNTOS DÉBILES"

Aparte de su nueva demarcación, Lemar habla de otras cuestiones que han contribuido a su levantamiento en el Atlético. Al término de los entrenamientos, por ejemplo, ya en su casa, se "obligaba a hacer sesiones complementarias", según expresa en 'France Footbal'. En ese sentido, el "confinamiento" por la Covid-19 del pasado marzo le dio un margen para "recuperar la forma" para la vuelta a la competición.

"He trabajado en mis puntos débiles", remarca Lemar, concentrado entonces "en reencontrar" su "nivel". "Dependía de mí. No podía culpar a nadie. Yo era el que estaba en el campo", insiste. "Hubo una falta de adaptación por mi parte", expone de su primer año y medio en el Atlético. Le "costó" adaptarse "al sistema y al estilo".

En aquel tiempo, los números (64 partidos, 41 de titular, en su primer año y medio en el club, en el que sólo se quedó sin jugar dos por decisión técnica) y las declaraciones ("sus características a mí siempre me han entusiasmado", decía el técnico) describen la confianza de Simeone en sus cualidades desde su llegada al club.

"Ahora que entiendo y comprendo mejor todo, las cosas van bastante mejor. Siento que está en mí este ADN", el del Atlético. "Y ahora que he comprendido y asimilado todo esto, estoy dando el máximo y me están saliendo las cosas bastante bien en el campo en los últimos meses. Estoy muy feliz", resume el 'nuevo' Lemar.

-- LOS NÚMEROS DE LEMAR EN EL ATLÉTICO DE MADRID:

=================================================

- Partidos disputados: 95 (43 en 2018-19, 29 en 2019-20 y 23 en 2020-21).

- Partidos de titular: 43 (31 en 2018-19, 12 en 2019-20 y 12 en 2020-21).

- Partidos completos: 10 (8 en 2018-19, 1 en 2019-20 y 1 en 2020-21).

- Minutos jugados: 4.958 (2.567 en 2018-19, 1.230 en 2019-20 y 1.161 en 2020-21).

- Partidos sin jugar por decisión técnica: 16 (1 en 2018-19, 12 en 2019-20 y 3 en 2020-21).

- Partidos de baja por lesión: 18 (7 en 2018-19, 11 en 2019-20 y 0 en 2020-21).

- Partidos de baja por sanción: 0.

- Goles: 5 (3 en 2018-19, 0 en 2019-20 y 2 en 2020-21).

- Asistencias: 6 (4 en 2018-19, 0 en 2019-20 y 2 en 2020-21).

- Títulos: 1 Supercopa de Europa (2018).

Iñaki Dufour