EFESan Sebastián/La Haya

La Real Sociedad tiene un hueso muy duro de roer en su visita al PSV en Eindhoven, un rival que ha ganado los cuatro partidos que ha disputado en su campeonato y ante el que los txuriurdin buscan trasladar las buenas sensaciones con las que han arrancado en LaLiga.

Los donostiarras tienen por delante un grupo muy difícil en el que por presupuesto y plantilla cabría deducir que el PSV, líder invicto en la Eredivisie de los Países Bajos y el Mónaco parten con ventaja, aunque el buen juego y la solvencia defensiva de los donostiarras invitan a soñar a su afición.

La pasada campaña la Real superó la fase de grupos para caer en dieciseisavos contra el subcampeón Manchester United y esta temporada el grupo txuri urdin confía en ir más allá en su aventura continental.

El equipo de Imanol Alguacil viaja con muchos lesionados y la moral alta tras encadenar tres victorias seguidas, todas ellas con portería a cero, algo que no ocurría desde hace 30 meses y que es la base para cualquier éxito.

Ander Barrenetxea, Nacho Monreal, Diego Rico, Carlos Fernández y Jon Guridi son bajas seguras, mientras Asier Illarramendi podría empezar a integrarse en las convocatorias tras superar su última lesión aunque este partido le llega demasiado pronto.

No se esperan muchos cambios en el once titular con respecto al equipo que ganó en Cádiz, -quizás en el lateral derecho y el medio centro puede haber novedades-, ya que puntuar en tierras neerlandesas se antoja determinante para la clasificación y el partido ante el Sevilla de este domingo queda en un segundo plano.

El PSV Eindhoven llega a la competición europea con el impulso de contar por victorias los cuatro partidos jugados hasta ahora en la liga neerlandesa, la cual lideran.

Los números del equipo de Eindhoven en este principio de temporada son admirables. Conquistó la Supercopa frente al Ajax el pasado agosto (0-4), ha metido catorce goles y encajado solo tres en la Eredivisie, y en el último partido se impuso a domicilio al AZ Alkmaar (0-3).

Su único tropiezo fue la derrota en la última ronda de clasificación para la Liga de Campeones contra el Benfica (1-2 de resultado global), lo que le arrastró a jugar la Liga Europa.

El entrenador Roger Schmidt sufrirá ante la Real Sociedad la importante baja de Ibrahim Sangaré, centrocampista habitual en su once que llegó lesionado de su compromiso con la selección de Costa de Marfil. Su sustituto podría ser el francés Olivier Boscagli, que hizo un buen partido contra el AZ Alkmaar el pasado sábado.

Tampoco parece probable que puedan recuperarse a tiempo el centrocampista Davy Pröpper y el delantero argentino Maximiliano Romero, pues ambos aún sufren molestias de sus respectivas lesiones. En el apartado de altas, el versátil Ryan Thomas podría reaparecer en el once titular.

Está por ver qué ocurre con el delantero centro Carlos Vinícius, procedente del Benfica. El brasileño aterrizó en Eindhoven el último día del mercado de fichajes y no se ha estrenado aún porque la Oficina de Extranjería de Países Bajos, hasta la semana pasada, estaba tramitando su permiso de trabajo.

Por otro lado, en las filas del PSV milita un viejo conocido del club vasco, Armindo Tué Na Bangna “Bruma”, que jugó cedido en el equipo donostiarra en la temporada 2015/16.

Tras pasar por el Galatasaray, el Leipzig y el Olympiakos, el futbolista de Guinea-Bisáu se ha ganado la confianza del técnico Schmidt y ha sido titular en dos de los últimos cuatro encuentros de la liga, en los que ha hecho dos goles y dado una asistencia.

Unos 23.500 espectadores -dos tercios del aforo- acudirán al Philips Stadion, el máximo permitido por las autoridades de Países Bajos debido a las restricciones por la covid-19.

Alineaciones probables:

PSV Eindhoven: Drommel; Max, Obispo, Ramalho, Mwene; Boscagli, Van Ginkel; Gakpo, Götze, Madueke o Bruma; y Zahavi o Vinicius.

Real Sociedad: Remiro; Zaldua, Aritz, Le Normand, Muñoz; Zubimendi, Silva, Merino; Januzaj, Oyarzabal e Isak.

Árbitro: William Collum (Escoca)

Estadio: Philips Stadion

Hora: 21.00 (19.00 GMT).