EFESantiago de Compostela

La solidez del MoraBanc en el Poliesportiu d'Andorra, donde encadena cuatro victorias entre liga Endesa y Eurocup, examinará este sábado la irregularidad a domicilio del Monbus Obradoiro, que sólo ha ganado uno de los cinco partidos que ha jugado este curso lejos de Santiago.

Ambos equipos se encuentran con el mismo balance -cuatro victorias y siete derrotas- en la clasificación, por lo que el ganador cogería algo de oxígeno, además de abrir brecha con la zona de descenso.

El técnico del Obradoiro, Moncho Fernández, seguirá sin contar con el escolta lituano Laurynas Beliauskas ni con el ala-pívot Álex Suárez, que siguen sin recuperarse de sus respectivas lesiones.

La lesión de Suárez se ha complicado y, como mínimo, deberá permanecer otras semanas alejado de las pistas, de ahí que la dirección deportiva haya recurrido al mercado para firmar a Edgar Vicedo, quien firma un contrato temporal de dos meses después de haber jugado esta temporada en el Fuenlabrada y Unicaja.

Pero Moncho Fernández no quiere excusas, y se centra en la importancia de retomar la competición con un triunfo ante el Andorra, del que destacó su repertorio táctico.

A su entender, el bloque que dirige Ibon Navarro ha acusado en este inicio de curso la plaga de lesiones que ha afectado a su plantilla, la última la del escolta checo David Jelínek.

“No es fácil encontrar un ritmo de trabajo cuanto tienes que trabajar con jugadores que entran y salen, con jugadores que tienen que actuar fuera de sus posiciones habituales”, reconoció el preparador del Obradoiro, al que le preocupan las “transiciones” de su rival.

Este choque, correspondiente a la decimosegunda jornada de la liga Endesa, comenzará a las 18:00 horas y será dirigido por los colegiados Carlos Peruga, Francisco Araña y Cristóbal Sánchez.