EFEBarcelona

Con el regreso a la convocatoria del base Nick Calathes después de dos meses lesionado y la baja por covid-19 del ala-pívot Nikola Mirotic, el Barça visita este jueves la pista del Unics Kazan ruso, la gran revelación de la primera vuelta de la Euroliga.

“En los siguientes partidos tiene opciones de aparecer. Irá entrando poco a poco como Cory (Higgins). Esta gente es muy importante para nosotros y hay que integrarlos”, dijo el jueves pasado el entrenador Sarunas Jasikevicius sobre Calathes, ausente desde el 17 de noviembre por una fractura proximal en el peroné izquierdo.

El base greco-americano, tercer máximo asistente del curso en la Euroliga (5,7 por partido) y segundo en la historia de la competición (1.583 pases de canasta, a 24 del récord del griego Vassilis Spanoulis), viajará a Rusia, y su papel dependerá de la decisión final de Jasikevicius.

Una de cal y otra de arena para el Barça, que el sábado anunció el positivo por covid-19 de su jugador franquicia, Nikola Mirotic, el máximo anotador (17,8 puntos por partido) y el jugador más valorado (21,6 créditos) de la Euroliga, que se suma a las bajas por lesión del pívot Pierre Oriola y del escolta Álex Abrines, también contagiado.

La trascendencia del hispano-montenegrino, incomparable por su efectividad en el perímetro (56,6%, solo superado por el base Rokas Jokubaitis) y en la pintura (67%, el mejor del equipo), abarca el ámbito mental puesto que la estrella azulgrana ha dado un paso al frente este curso como líder y ha sido un seguro en los momentos de presión.

El Unics Kazan lo comprobó el 22 de diciembre en el Palau Blaugrana, cuando el Barça remontó una desventaja de 20 puntos en el último cuarto para imponerse en la prórroga (111-109) con Mirotic (28 puntos y 26 créditos de valoración) como jugador más destacado.

La reacción del cuadro azulgrana, a remolque durante los primeros 36 minutos, vino precedida por un gesto del base del Unics Kazan Isiah Canaan, que tras anotar un triple mandó callar al aletargado público barcelonista, generando el efecto opuesto dentro y fuera de la pista, un episodio que alimentará la motivación de los implicados.

Pese al desenlace, el equipo que dirige el croata Velimir Perasovic demostró tener recursos para tutear al Barça, con dificultades ante el escolta Lorenzo Brown (27 puntos), el alero John Brown (21 puntos y 5 robos, líder de la Euroliga en esta faceta), el exazulgrana Mario Hezonja (18 puntos) y el citado Canaan (20 puntos).

El Unics Kazan (11-7, séptimo), que jugará su primer partido europeo en 2022 después de que se pospusieran sus tres encuentros precedentes, ha ganado siete de los últimos ocho enfrentamientos como local y la encajada en Barcelona es su única derrota en los últimos cinco duelos.

Por su parte, el Barça, líder de la Euroliga (16-4) con una victoria y dos partidos más que el Real Madrid (15-3), rompió una racha de dos derrotas seguidas al ganar al Anadolu Efes turco (82-77) exhibiendo una coral mejoría defensiva y con protagonismo del lituano Jokubaitis (16 puntos y la canasta decisiva a pocos segundos del final).

Mantener la agresividad atrás y controlar el rebote se presentan como dos factores decisivos ante el poderío ofensivo del Unics Kazan, mientras que en ataque el pívot Brandon Davies y el base Nico Laprovittola deberán dar un paso al frente después de su discreto papel ante el Anadolu Efes para ayudar a cubrir el vacío de Mirotic.