EFEBarcelona

A tres días de enfrentarse al Real Madrid en las semifinales de la Euroliga, el base del Barça Nico Laprovittola afirmó este lunes que, "si todo el equipo está conectado", el cuadro azulgrana es "el mejor equipo de Europa".

"Trabajamos todo el año para llegar a este día. Nos sentimos preparados, el club confía en nosotros, y cada uno tiene que confiar en lo que nos trabajo hasta acá", aseguró el jugador argentino en declaraciones a EFE, con la cabeza puesta en la Final a Cuatro que disputará del 19 al 21 de mayo en el Stark Arena de Belgrado.

Preguntado por qué lecciones extrae de la sufrida victoria en la serie de cuartos de final ante el Bayern Múnich, Laprovittola subrayó: "Las cosas se nos pueden poner difíciles, pero podemos salir adelante. Si todo el equipo está conectado, somos el mejor equipo de Europa, no tengo dudas. Hay que estar muy duros de la cabeza".

En el quinto y definitivo partido contra el cuadro alemán, el base de Morón sobresalió con 26 puntos, 20 de ellos en la segunda parte, que le valieron los elogios del entrenador del Barça, Sarunas Jasikevicius, por su capacidad para aguantar la presión.

"Intento pensar que es un partido más, aunque ese era a vida o muerte. Teníamos tocado a Exum, Kuric había pasado una mala noche... Sentía que el equipo me necesitaba y tenía que jugar bien. Es cuestión de mentalizarse y de creer en uno mismo. Las cosas salieron mucho mejor de lo que yo pensaba", recordó.

Sobre cómo llega el Barça a la cita, Laprovittola se mostró autocrítico: "Todavía podemos mejorar, volver a jugar 40 minutos bien. Hay momentos en los que sufrimos pequeñas desconexiones. El equipo aún puede volver a tener esa constancia".

"Cuando el equipo tuvo que responder después de un partido no muy bueno, siempre demostró carácter y temple, mentalidad ganadora. Hay que confiar", reivindicó el dorsal '20' azulgrana.

Con 32 años, Laprovittola disputará la primera Final a Cuatro de su carrera, un hito que encara con "mucha ilusión y ansiedad también", aunque de momento las emociones no le han impedido dormir.

"Mi hija es la que está un poco sin dormir [ríe]. Estuvimos con un poco de refriado en casa, nada grave. Veremos si el miércoles por la noche puedo dormir", confesó el internacional argentino.

Por último, el base de Morón reconoció que enfrentarse al Real Madrid con el pase a la final de la Euroliga en juego será especial: "No sé cuántas veces habrá pasado, ni soy de mirar mucho el historial, pero somos dos equipos que aspiramos a lo mismo y va a ser muy emocionante".