EFERío de Janeiro

Los tenistas colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, pareja número uno en el ranking mundial de la ATP, cayeron este lunes frente a los brasileños Orlando Luz y Rafael Matos en su debut en el torneo de duplas del Abierto de Río de Janeiro, único torneo ATP 500 de Sudamérica.

Los brasileños, con el apoyo de la hinchada local, se impusieron en la primera ronda con parciales de 6-1, 4-6 y 10-8 en una hora y 33 minutos de partido y dieron la primera gran sorpresa del torneo en esta ciudad brasileña.

Ello fue debido a que los colombianos eran los máximos favoritos al título tras llegar a Río de Janeiro en su condición de campeones de Wimbledon y del Abierto de Estados Unidos el año pasado.

Farah y Cabal, además, han conquistado el título del Abierto de esta ciudad brasileña en dos oportunidades (2014 y 2016).

Pese a que consiguieron reaccionar a la fácil victoria brasileña en la primera manga (6-1) y se impusieron en la segunda por 6-4, los colombianos fueron inferiores en el tie break (10-8) y no consiguieron confirmar su favoritismo.

Esta fue la primera vez que los colombianos disputaron un partido este año después de que Farah cumpliera una suspensión provisional que ya le fue levantada por haber dado positivo en un control antidopaje.

El colombiano fue habilitado para jugar en Brasil tras demostrar que la boldenona que le fue detectada en una prueba antidopaje no fue consumida con la intención de mejorar su rendimiento.

La suspensión impidió que los colombianos disputaran el Abierto de Australia, el primer Grand Slam de la temporada.

Cabal y Farah volverán a las canchas la próxima semana en el ATP 500 de Acapulco (México).

El Abierto de Río se disputa en las canchas de tierra batida del Jockey Club Brasileño de Río de Janeiro desde 2014 y este año ofrece premios por 1,9 millones de dólares ( 1,7 millones de euros), de los cuales 114.200 dólares (105.423 euros) a la pareja ganadora del torneo de duplas junto con los 500 puntos en la clasificación ATP.

El máximo favorito para imponerse este año en la competición individual del ATP 500 de Río es Dominic Thiem, número cuatro del mundo, que este mes llegó a la final del Abierto de Australia y que conquistó el título en esta ciudad brasileña en 2017.