EFEOakland (EE.UU.)

El mejor baloncesto del mundo ya tiene a un nuevo equipo en el trono de los campeones de la NBA, los Raptors de Toronto, que ganaron la final a los Warriors de Golden State, monarcas intocables durante tres de los cuatro pasadas temporadas con un proyecto que se vislumbraba como la más reciente dinastía.

Pero las lesiones y la actuación del alero estrella Kawhi Leonard con los Raptors hicieron el "milagro" de que por primera vez el título abandone territorio estadounidense y se vaya al "Norte", a Toronto, tras la victoria por 110-114 en el sexto partido y un 4-2 en la serie al mejor de siete.

El título es el primero que consiguen los Raptors en sus 26 años de historia, en su debut en la final de la NBA.

Aunque las lesiones forman parte del deporte, la baja del alero estrella de los Warriors, Kevin Durant, que apenas pudo jugar 12 minutos en toda la serie, los del primer cuarto del quinto partido, hizo que la balanza se decantase desde el inicio de la serie a favor de los Raptors.

Más favorable se les puso a los Raptors la final con la lesión que también sufrió el escolta Klay Thompson, el líder encestador de los Warriors, que por primera vez bajo la dirección del entrenador Steve Kerr perdieron tres partidos consecutivos en su campo, el Oracle Arena.

La tragedia para los Warriors no es solo haber perdido el título de liga, sino también perder para la próxima temporada a Durant y Thompson, ambos con gravísimas lesiones cuando a partir del próximo 30 de junio podrán ser agentes libres sin restricciones.

Durant sufrió en el quinto partido rotura del tendón de Aquiles derecho, del que ya fue operado con éxito, pero que le constará estar fuera de la competición entre ocho y nueve meses. Y esta madrugada se confirmó que Thompson tiene rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, la lesión más temida.

"Eso es lo más doloroso para nosotros, el ver cómo profesionales íntegros que lo dan todo en el campo serán baja por mucho tiempo", declaró el entrenador de los Warriors, Steve Kerr, tras conocer el último informe médico sobre Thompson.

Pero, al margen de las lesiones de Durant y Thompson, los Raptors hicieron en el campo todos los méritos para proclamarse nuevos campeones, porque no solo fueron el mejor equipo sino que también contaron con el nuevo 'rey' de la NBA.

Leonard, de 27 años, que ganó el premio de Jugador Más Valioso (MVP) con promedios de 28,5 puntos y 9,8 rebotes, se convirtió en el primero que lo logra con equipos diferentes, los Spurs de San Antonio (2014) y los Raptors, en ambas Conferencias, en la del Oeste y la del Este, respectivamente.

"Llegué a Toronto con el objetivo de llevar al equipo a sus primeras finales y conseguir el título, algo que hemos logrado esta noche y por lo tanto hicimos historia", declaró Leonard, que se unió a los legendarios Kareem Abdul-Jabbar (Bucks y Lakers) y LeBron James (Heat y Cavaliers) como los jugadores que ganaron el premio de MVP con dos equipos diferentes.

"Desde que llegué al equipo les dije de mis intenciones a los compañeros, que iba a aportar toda la experiencia de haber jugado anteriormente otras Finales y que lo único que buscaba era conseguir el título para Toronto", destacó Leonard. "Disfrutemos sin pensar en lo que pueda ser mi futuro".

No lo dio a conocer, pero a partir del 30 de junio, como agente libre sin restricciones, jugará en el sitio que desee como nuevo monarca con un salario que superará los 33 millones de dólares tanto si se queda con los Raptors como si se va a otra franquicia. Los Angeles Clippers de su ciudad natal son los que más lo desean.

Junto a Leonard, los grandes triunfadores en los Raptors fueron los directivos del equipo, encabezados por el presidente de operaciones, el nigeriano Masai Ujiri, que consiguieron formar un equipo ganador y campeón de la NBA en 26 años de historia de la franquicia.

Su primera decisión importante fue la de confiar el proyecto a un entrenador novato, el asistente Nick Nurse, quien sustituyó en el cargo a Dwane Casey, que la temporada anterior había sido nombrado ganador del premio Entrenador del Año pero fue despedido.

Nurse, hombre de confianza de Casey, encajó a la perfección en la nueva filosofía del equipo y junto a entrenadores asistentes como el italiano Sergio Scariolo, que también dirige la selección de España, estableció de inmediato una mentalidad ganadora que les hizo campeones.

El baloncesto español también hizo historia al tener con los Raptors a dos jugadores, el pívot Marc Gasol, que llegó en febrero traspasado por los Grizzlies de Memphis, y el ala-pívot Serge Ibaka, ambos decisivos en los playoffs.

Marc se unió a Pau Gasol, campeón dos veces con Los Angeles Lakers, para formar la "dinastía" de los primeros hermanos que conquistan el título de la NBA, además extranjeros.