EFERoma

Roberto Mancini, seleccionador de Italia, aseguró que el regreso de Mario Balotelli no es una apuesta "desesperada", sino que se trata de un delantero "bueno a nivel técnico" que puede dar una aportación importante si está en buen estado de forma física.

"Es un test de tres días, es un buen momento para ver algunas situaciones. La puerta de la selección siempre está abierta para todos y si hay jugadores que pueden ayudarnos, estamos felices", afirmó Mancini en rueda de prensa en el centro técnico de Coverciano (Florencia, centro), donde citó a la selección para trabajar unos días en vista de la repesca mundialista del próximo marzo.

"Quizás cuando estamos desesperados sacamos nuestra mejor versión, pero no creo que esta situación sea desesperada", agregó.

"A nivel técnico él (Balotelli) siempre fue bueno, hay que ver cómo está a nivel físico. Nosotros no le hemos visto de cerca en los últimos meses y verle en persona un par de días puede ser muy útil. Luego un jugador debe adaptarse a un grupo ya construido y eso también influye", concluyó.

Mancini dio confianza a Balotelli, que marcó ocho goles en la liga turca con el Adana Demirspor de Vincenzo Montella, y le abrió las puertas de la selección tres años y medio después de la última vez.

Italia, vigente campeona de Europa, se encuentra en una situación delicada, pues deberá ganar la repesca mundialista, con una semifinal con Macedonia del Norte y una posible final con Portugal en Lisboa, para evitar su segunda ausencia consecutiva de una Copa del Mundo.

Mancini está buscando a un delantero fiable para esas citas, consideradas las lesiones de Federico Chiesa y Andrea Belotti y el rendimiento poco brillante de Ciro Immobile en las citas decisivas.

El seleccionador reconoció que podría cambiar de dibujo táctico y apostar por dos delanteros centros y dos extremos, aunque de momento solo se trata de ideas sobre las que trabajar.