EFEMadrid

A lo largo de la historia numerosos jugadores del Atlético de Madrid, o con pasado en el conjunto rojiblanco, pasaron a defender los colores del Rayo, el último el centrocampista Mario Suárez, que vivirá esta semana su primer derbi frente a su exequipo.

Mario Suárez, de 31 años, ha regresado hace pocos días al fútbol español tras su paso por el Guizhou Hengfeng chino. Allí llegó en el verano del 2017 tras un periplo que le llevó a jugar en el Fiorentina italiano, Watford inglés y Valencia desde su salida del Atlético en 2015.

El centrocampista madrileño, que ya jugó contra el Atlético en 2016 con el Valencia, vivirá un partido especial esta semana al ser un derbi que su equipo afronta con las urgencias que provoca estar situado en puestos de descenso.

Mario Suárez se une de esta manera a una lista de jugadores que en los últimos tiempos también han pasado de vestir primero la camiseta rojiblanca del Atlético a la franjirroja del Rayo.

En enero de 2012, en el mercado de invierno de fichajes, el Rayo incorporó a tres jugadores cedidos por el Atlético, Diego Costa, Jorge Pulido y Joel Robles, que fueron claves en la permanencia del equipo en Primera División.

En la temporada 2013/2014 el Rayo volvió a llamar a la puerta del Atlético para la cesión del centrocampista Saúl Ñiguez, que, con apenas 18 años, aceptó el reto de competir en Primera con otro club. El ilicitano se hizo indispensable para Paco Jémez, llegó a veces a reconvertirse en central y acabó disputando 34 partidos de Liga, todos como titular.

El delantero brasileño Leo Baptistao, criado en la cantera del Rayo, fichó por el Atlético en 2013 tras destacar por Vallecas y en enero de 2015 regresó cedido por unos meses.

El lateral argentino Emiliano Insúa, cedido por el Atlético, vistió los colores del Rayo en la campaña 2014/2015, mientras que Zé Castro, que estuvo en el Atlético de 2006 a 2008 y después hizo carrera en el Deportivo, también jugó en el equipo vallecano entre 2013 y 2017.

En la actual plantilla del Rayo también está Emiliano Velázquez, aunque este caso es atípico, puesto que el central uruguayo, que pertenecía al Atlético desde 2014, nunca llegó a debutar en partido oficial con el equipo rojiblanco. Primero fue cedido al Getafe, después al Sporting de Braga portugués y por último al Rayo, que tras un curso a préstamo lo fichó hasta 2021.

Otro de los jugadores recordados en los últimos tiempos por la afición del Rayo, y que anteriormente estuvo en el Atlético, fue José María Movilla, capitán del equipo que ascendió a Primera en 2011. Antes, de 2001 a 2003, vistió la camiseta rojiblanca.