EFERedacción deportes

El Midtjylland danés y el Krasnodar ruso, tras eliminar al Slavia Praga checo y al PAOK Salónica griego, respectivamente, se clasificaron por primera vez en su historia para la fase de grupos de la Liga de Campeones, en la que también estará el Salzburgo austríaco, que acabó con el Maccabi Tel Aviv.

Ninguno de los dos clubes había logrado antes la proeza de pasar las rondas eliminatorias de la Liga de Campeones. Después de varios intentos, consiguieron el premio gordo continental. Y, de los dos, el que menos sufrió fue el Krasnodar, que sumó su segunda victoria sobre el PAOK Salónica griego, al que ganó 2-1 en la ida y al que volvió a superar en la vuelta por el mismo resultado (1-2)

Con nombres como los suecos Marcus Berg y Viktor Claesson o el ecuatoriano Cristian Ramírez, el equipo de Murad Musaev hizo historia y añadió otro nombre de un club ruso a la nómina de la máxima competición continental.

El tanto en propia puerta de Ioannis Michailidis en el último tramo del choque fue un bálsamo para el Krasnodar, que sufrió las intentonas del conjunto griego por igualar la eliminatoria. Aunque el PAOK consiguió empatar por medio de Omar El Kaddouir, Remy Cabella, un minuto después, evitó mayores sufrimientos con el 1-2 definitivo.

En Dinamarca, el Midtjylland también logró la proeza de alcanzar por primera vez la fase de grupos. Después de empatar sin goles en Praga ante el Slavia, ganó 4-1 con diez minutos de infarto al final que se resolvieron a su favor.

El destino del partido cambió con un penalti lanzado por Sory Kaba a falta de diez minutos que detuvo el portero Ondrej Kolar. Con 1-1 en el marcador, Kolar, con su intervención, se iba a convertir en el héroe del partido.

Sin embargo, el árbitro mandó repetir el lanzamiento y, a la segunda, Alexander Scholz no falló. Entonces, con el Slavia Praga hundido, el Midtjylland, casi en el tiempo añadido, redondeó su gran noche con las dianas de Ogochukwu Onyeka y de Anders Dreyer,

En Austria, el Salzburgo volvió a superar al Maccabi Tel Aviv israelí e hizo valer su condición de favorito para alcanzar su tercera fase de grupos en la Liga de Campeones. Con el pie y medio en la siguiente ronda tras ganar 1-2 en la ida, volvió a vencer en la vuelta (3-1).

El Maccabi, que también quería alcanzar por tercera vez a la fase de grupos (lo logró en las temporadas 2003/04 y 2015/16), no pudo voltear la eliminatoria pese a que durante un cuarto de hora soñó con por lo menos igualarla y llevarla a la prórroga.

A la media hora fue capaz de contestar al tanto de Patson Daka con otro de Eden Karzev, que con un trallazo a bote pronto desde fuera del área empató el choque y dejó a su equipo a un gol de igualar la eliminatoria

Sin embargo, pronto se desvanecieron las esperanzas del cuadro israelí. En el tiempo añadido, antes del paso por vestuarios, Dominik Szoboszlai hizo de penalti el 1-2 y hundió al Maccabi. Ya en el segundo acto, Daka repitió y dio la puntilla a su rival.