EFEPalma

El presidente de la Federación de Fútbol de las Islas Baleares (FFIB), Miquel Bestard, ha anunciado este sábado su dimisión en el transcurso de la celebración en Palma de la asamblea del organismo.

Bestard, de 79 años, que dirige desde hace 19 el fútbol balear, hizo este anuncio con ocasión de esta asamblea celebrada en el Palau de Congressos de Palma, en la que ha participado el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales.

El veterano dirigente del fútbol balear es también en la actualidad vicepresidente segundo del fútbol español y mano derecha de Rubiales.

También desempeñó el cargo de presidente de la RFEF al frente de la junta gestora en el proceso electoral que culminó con la elección de Rubiales en 2020.

"Los dos últimos dos años han sido muy complicados, en los que todo se ha disparado. Se ha perdido el respeto, la gente está muy nerviosa. Había tomado la decisión de irme a finales de 2022, al cumplir 80 años, pero después he considerado que era mejor hacerlo ahora, antes del inicio de la temporada", explicó Bestard en una rueda de prensa que ofreció acompañado por Rubiales.

"Los deportistas siempre tenemos fuerzas para todo, pero hay que ser prudente y dar paso a los más jóvenes. He estado desde 1988 en la federación, ha sido parte de mi vida. Lo más importante que he hecho ha sido estar siempre con la gente del fútbol balear", valoró Bestard.

Rubiales, por su parte, expresó su apoyo al directivo que le ha acompañado desde que está al frente del fútbol español.

Poco después de intervenir en la asamblea de la territorial balear hizo entrega a su vicepresidente segundo de la medalla de oro de la RFEF.

"Intento convencer a Bestard de que continúe a mi lado. Para mí es una columna fundamental. Su dimisión es un tema que él tiene madurado. Hay que saber ser, como es él, leal, valiente, inteligente. Es una decisión muy sopesada. Es por el bien de su familia, pero seguirá estando en la española. Lo quiero cerca de mí porque es un hombre que nos aporta humildad, cercanía y todo ello no exento de una tremenda sabiduría", señaló el presidente del fútbol español.

En su discurso ante los asambleístas, Bestard hizo una férrea defensa de Rubiales: “Te lo he dicho en privado y lo digo en público; siento la campaña sucia que estás padeciendo, lo importante es encontrar al delincuente que roba los datos íntimos que intentan atacar el trabajo bien hecho”, remarcó.

Bestard se refirió, sin mencionarlo, a los mensajes por 'whatsapp' del jugador del PSG Sergio Ramos que salieron a la luz pública en los que denunciaba ayudas del VAR al FC Barcelona y se quejaba por la elección de Luis Enrique como selección; y también, por la investigación abierta en un juzgado de Madrid contra Rubiales y el futbolista del Barça Gerard Piqué por los presuntos delitos de administración desleal y corrupción.

Los asambleístas despidieron a Bestard de pie con una prolongada ovación que le emocionó.

El directivo mallorquín ha hecho frente a momentos de mucha tensión en los dos últimos años de su mandato, que expiraba en 2024.

El pasado mes de febrero tuvo que tomar la decisión de suspender todos los partidos -720 en total- que se iban a disputar un fin de semana en apoyo a los árbitros y contra la violencia en los campos de fútbol de las islas.