EFETokio

Mireia Belmonte se despidió de cualquier posibilidad de medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio, tras caer eliminada este jueves en las preliminares de los 800 libre.

Pese a que Belmonte rebajó en casi seis segundos su hasta ahora mejor registro de la temporada, la nadadora española se quedó muy lejos, a más de seis segundos -6.13-, de poder acceder a una final que rápidamente se puso muy cara para la badalonesa.

"He hecho mi mejor marca de la temporada, pero ha sido una eliminatoria bastante rápida. Es verdad que me he encontrado mucho mejor que en el 1.500 , pero me ha faltado bastante ritmo para poder llegar a la final" reconoció Belmonte.

Y es que pese a su empeño, Mireia Belmonte nunca pudo mejorar la sexta plaza a la que se vio relegada desde los primeros 100 metros, en una durísima serie en la que la española se midió, entre otras, con Katie Ledecky, la vigente campeona olímpica, y al italiana Simona Quadarella, plata en el último Mundial.

Incapaz de seguir el ritmo de Ledecky, que como de costumbre nadó toda la prueba en solitario, Mireia Belmonte se debió conformar un mano a mano con la turca Merve Tuncel.

Pero pese a que Belmonte nunca perdió la estela de la nadadora otomana, la española no logró superar a Tuncel, teniéndose que conformar con la sexta plaza en su serie con un tiempo de 8:26.71.

Una marca insuficiente para acceder a la final de unos Juegos de Tokio en los que Mireia Belmonte, cuarta en los 400 estilos, disputó este jueves su última prueba individual, en espera de cerrar mañas su andadura en la capital japonesa con su participación en el relevo 4x100 estilos.