EFEGuayaquil (Ecuador)

La ciclista ecuatoriana Miryam Núñez anunció este jueves que la Vuelta a Colombia de este año es el próximo paso en su andadura hasta su máximo objetivo deportivo: los Juegos Olímpicos de París 2024.

"Hemos empezado ya el Ciclo Olímpico con destino a París 2024", declaró la lideresa del Liro Sports colombiano.

"He empezado con buena señal y espero poder seguir haciendo eso hasta llegar a los Juegos de París. Ese es el objetivo principal, porque es el sueño de todo deportista", expresó durante una conferencia de prensa la riobambeña, que el 10 de agosto cumplirá 27 años.

Núñez no pierde de vista la importancia que tendrán para sumar puntos los Juegos Sudamericanos, Bolivarianos y Panamericanos, así como algunas competencias en Europa.

"Vamos enfocados, trabajando día tras día, año tras año, sin acelerarse ni adelantarme a nada, disfrutando día a día sobre la bicicleta", expresó.

Insistió en que el reto principal en 2021 será ganar de nuevo la Vuelta a Colombia que ganó en noviembre de 2020, aunque destacó que este año el desafío será más complejo por la presencia de equipos internacionales.

"Nada es imposible, para ello me estoy entrenando, sacrificando cosas como estar lejos de mi familia, pero se verá compensado", añadió la ciclista ecuatoriana.

Dijo tener acercamientos con equipos de Italia y de España, pero matizó que nada se ha concretado, aunque admitió que sus mayores posibilidades están en el país transalpino.

"El tiempo dirá cuándo podremos estar corriendo allá, en Italia, pero esperamos una sorpresa muy pronto, porque todo puede pasar", precisó.

Núñez dijo confiar en que tendrá más acompañamiento del Ministerio del Deporte encabezado por Sebastián Palacios, quien fue practicante de ciclismo de montaña y fue habitual en la selección.

"Él ha estado pendiente de mi trabajo. Estoy segura que el apoyo con él mejorará porque es un deportista y sabe lo que un deportista necesita, porque ser deportista de alto rendimiento no es fácil", apostilló.

Advirtió que en Ecuador faltan escuelas de formación de ciclismo para mujeres, y lamentó la falta de apoyo de la empresa privada.

Pese a las limitaciones para la práctica de este deporte en su país, recomendó a las nuevas figuras no dejarse arrastrar por las frustraciones.

"Es preferible que duelan las piernas y no el corazón", puntualizó.