EFESant Adrià de Besòs (Barcelona)

El lateral del Espanyol Óscar Gil afronta este sábado un duelo "especial" contra el Elche, equipo con el que disputó 38 partidos antes de ser blanquiazul, y confesó este jueves tras la sesión en la Ciudad Deportiva Dani Jarque que "volver" a la que fue su casa "es bonito".

El futbolista, en cualquier caso, no está para abrazos. "Sabemos que va a ser un encuentro exigente y queremos la victoria. Nosotros venimos de dos victorias seguidas, pero tenemos los pies en el suelo", apuntó en declaraciones a los medios del club catalán.

Por otra parte, Óscar Gil justificó su celebración en el gol de su compañero Raúl de Tomás contra el Cádiz en la pasada jornada: "Soy efusivo. Antes de que marcara habíamos tenido otras ocasiones y pudimos abrir el marcador ante un rival difícil. Fue un cúmulo de circunstancias".

Finalmente, el defensa blanquiazul ensalzó el papel de la afición en este primer tramo de la temporada. "Los seguidores son claves para nosotros. Con su empuje, el equipo se viene arriba en el terreno de juego", se sinceró. EFE

1011112

dpb/og