EFELisboa

Otávio Edmilson da Silva, centrocampista brasileño del Oporto, reconoció este lunes que saben de la dificultad del partido de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones frente al Chelsea, aunque, según dijo en rueda de prensa, "no está nada perdido".

Al igual que en la ida, el encuentro se jugará en el Ramón Sánchez-Pizjuán de Sevilla, donde el Oporto ya cayó por 0-2.

"Será un juego diferente", insistió el ala brasileño, convencido de la capacidad para la heroica.

Para Otávio, una de las claves para que el Oporto pueda remontar podría estar en que el conjunto portugués haga su partido, con "un juego equilibrado" en ataque y en defensa, siendo conscientes de la necesidad de marcar, explicó el brasileño.

"Hay que creer", concluyó el mediocampista, que recordó el "apoyo incondicional" que siempre han recibido de la afición "portista".

Por su parte, el técnico Sérgio Conceiçao apeló a la capacidad de resiliencia de su plantilla y a la "confianza" para poder pasar a semifinales.

Eso sí, jugarán de forma "equilibrada", sin descuidar el plano defensivo, y también "sin ansiedad" por marcar rápido.