EFEValencia

El Levante de Paco López ha arrancado con un balance de cuatro puntos en las primeras siete jornadas en un bagaje inferior al que lograron antes de ser destituidos Lucas Alcaraz o José Luis Mendilibar y también ha empeorado la racha que provocó la destitución de Juan Ramón López Muñiz.

Desde que Quico Catalán asumió la presidencia del Levante en 2010 sólo Alcaraz, Mendilibar y Muñiz han sido despedidos con la competición en marcha y ahora Paco López se encuentra en una situación numéricamente peor que la de ellos.

Con cuatro puntos y todavía sin conocer la victoria, el Levante actual es peor que el dirigido por Alcaraz en el arranque del curso 2015-16, cuando se plantó en la séptima jornada con un triunfo, tres empates y tres derrotas.

Un año antes, Alcaraz había sustituido al frente del equipo a Mendilibar, que en los primeros siete partidos de la campaña 2014-15 había obtenido una victoria, dos empates y cuatro derrotas, con un punto más que los que tiene ahora Paco López.

El entrenador de Silla (Valencia), con contrato en vigor hasta junio de 2022, ha encadenado, además, quince partidos en la Liga sin ganar en lo que ya es la peor racha histórica del Levante en Primera división.

Muñiz también encadenó quince partidos sin ganar, pero al menos logró un triunfo en la Copa del Rey en mitad de esa mala racha que acabó con su destitución y la llegada al banquillo de Paco López.

El Levante visita esté sábado al Mallorca en Son Moix en un duelo clave para la figura del entrenador, aunque el presidente Quico Catalán ratificó a Paco López enérgicamente hace menos dos semanas.