EFEIslamabad

El Comité de Críquet de Pakistán (PCB, por sus siglas en inglés) decidió este jueves paralizar su liga después de un aumento de los contagios de coronavirus entre los jugadores, menos de dos semanas después de su comienzo.

"El Comité de Críquet de Pakistán ha decidido posponer la Súper Liga HBL 6 de Pakistán con efecto inmediato", indicó el organismo en un comunicado.

La decisión llega después de que al menos siete jugadores hayan dado positivo por coronavirus desde el comienzo de la liga el 20 de febrero, seis de ellos desde el martes, y de ellos tres hoy mismo.

Esos tres últimos jugadores, que habían mostrado síntomas de la enfermedad antes, dieron positivo hoy tras realizarse las pruebas y pasarán ahora 10 días en cuarentena.

Un día antes, la administración de la liga había decidido ofrecer una vacuna contra la covid-19 a todos los jugadores de la competición.

La liga consta de seis equipos, en los que juegan deportistas extranjeros, que se enfrentan en 30 partidos hasta mediados de este mes en las ciudades de Lahore y Karachi, en los que solo se permitía la asistencia en un 50 % de la capacidad de los estadios.

De la liga salen cuatro equipos que disputan unas semifinales y después se juega la final.

El críquet es el deporte más popular de Pakistán. En todo el país se ve a niños jugando en parques y descampados, en un juego que despierta en esta nación las mismas pasiones que el fútbol en Europa.

Pakistán ha registrado 13.076 muertes por coronavirus y 585.435 contagios, según los últimos datos de las autoridades sanitarias.

En las últimas semanas han descendido los casos, lo que llevó al Gobierno a levantar parte de las limitaciones impuestas por la enfermedad, como la reapertura de colegios.

Mientras tanto, el proceso de vacunación avanza lentamente y de momento solo se administra la vacuna a personal sanitario.