EFEMadrid

Hace apenas un año se proclamó campeona de Europa sub-21 y el próximo día 6 Patricia Álvarez se incorporará al grupo de la absoluta que reanudará en Madrid los entrenamientos con las competiciones de 2021 en perspectiva, entre ellas los Juegos de Tokio y el Campeonato de Europa.

La santanderina del SPV Complutense, que quiere empezar a estudiar magisterio después de acabar el grado superior de TAFAD, regresa al CAR de Madrid que dejó forzosamente a principios de marzo con la sensación "gratificante" de unirse a un equipo en el que la capitana Gigi Oliva es su gran referente.

- Pregunta (P): ¿Qué supone volver a entrenar con la selección absoluta?

- Respuesta (R): Es muy gratificante empezar a entrar en esa dinámica de selección absoluta. Al final ves los resultados, que dejas tu ciudad para dedicarte casi plenamente al hockey, vas a otra ciudad y que apuesten por ti de esa manera y tu darles resultados como puede ser proclamarse campeona de Europa sub 21...

- P: ¿Piensa en la posibilidad de ir a los Juegos de Tokio?

- R: Esa idea al principio no la tenía en la cabeza, pero son doce meses y las oportunidades que nos den a las pequeñas habrá que aprovecharlas y dar al máximo todo. Cuanto antes entremos en la dinámica de ellas tienen y más a gusto nos encontremos mejor va a ir todo el equipo y mejores resultados van a tener en los Juegos. Mi generación ha dado muchos resultados buenos. Es un grupo que trabaja muy bien. Si nos juntamos con ellas y aprendemos conjuntamente va a salir todo muy bien y se podrán hacer entrenamientos con mucha gente y no tendremos que llamar a otros equipos para jugar contra ellos.

- P: ¿Hay alguna jugadora en la absoluta que sea su referente?

- R: A mí me encanta Gigi Oliva, desde que era pequeñita y ella estaba en el Polo. Mi padre ha jugado siempre, me hablaba de ella y la veíamos como subía y bajaba y el desparpajo que tenía desde que era pequeña. Cuando fui a la concentración de la absoluta verla jugar y jugar con ella es un placer increíble y también cómo lleva al equipo. Es una capitana en toda regla.

- P: ¿Hay mucha diferencia entre trabajar con Jordi Alaustre en la sub'21 y Adrian Lock en la absoluta?

- R: Es diferente no por los entrenadores sino por el grupo en general. Cuando estás con tus amigas, por decirlo así, porque llevas más tiempo con ellas, igual te sientes un pelín más cómoda, y cuando empiezas con la selección es distinto. Pero el pensamiento de ellos creo y su dinámica de trabajo es prácticamente igual. Son los dos súper cuadriculados con todo, lo llevan todo muy ordenado siempre y son dos muy buenos entrenadores.

- P: ¿Cómo ha sido su confinamiento?

- R: Un día en marzo nos dijeron que al día siguiente se cerraba el CAR. Cogimos una maleta y lo primero que pillamos y me vine para casa en Santander por si acaso. En casa aprovechaba las mañanas para hacer algo de deporte, lo que podía con lo que nos daba la selección, y también para cocinar que me gusta y me entretenía mucho. Luego por la tarde lo que podía. Ahora nos han puesto entrenamientos con la selección del 6 al 31 de julio en el CAR de Madrid dos, tres días a la semana por la mañana y luego volvería a Santander hasta mediados de agosto que empezaría a entrenar con el club porque la liga empieza el 20 septiembre.

- P: ¿Qué tal lleva vivir en Madrid?

- R: Fui al CAR hace cuatro años casi, el primer año seguía jugando con la RS Tenis y ascendimos a División de Honor, viajar todos los fines de semana a Santander no me gustó mucho, yo ya quería tener como mi vida en Madrid y fiché por la Complu y la verdad es que estoy súper contenta. Éste va a ser mi tercer año,cuando llegué empecé TAFAD, el grado superior de INEF, ya lo he terminado y ahora quiero hacer magisterio, me gusta la docencia, la etapa de primaria que es la edad que yo entreno de niñas de hockey.

- P: ¿Y por qué eligió el hockey?

- R : Me viene de familia, mi padre jugó toda la vida, estuvo también en la selección y somos tres hermanos y los tres jugamos, porque mis dos hermanos están en Tenis en División de Honor. Yo empecé a los cuatro años y también jugaba al tenis, pero nunca me hubiera fijado si no hubiera tenido algún familiar, ir a verle tantas veces (y antes había muchos más palos que ahora, antes el hockey era más duro que ahora) y al ser un deporte grupal con el que tener la amistad y jugar mejor que estar individualmente. Creo que los deportes colectivos son mejores.

Olga Martín