EFESao Paulo

La selección peruana de fútbol entrenó este jueves por primera vez en Sao Paulo y sin la presencia del defensa Carlos Zambrano de cara al decisivo partido del sábado por el cierre del Grupo A de la Copa América ante Brasil y que definirá la clasificación a los cuartos de final del torneo.

Los peruanos, dirigidos por el técnico argentino Ricardo Gareca, realizaron una práctica matutina en el estadio de Pacaembú, sede en el Mundial de Brasil'50 y que se ha convertido en casa alternativa de los clubes de Sao Paulo.

Gareca dirigió ejercicios con balón con 22 jugadores, debido a que Zambrano, jugador del Basilea suizo, cumplió un trabajo diferenciado.

La Federación Peruana de Fútbol (FPF) comunicó este jueves que Zambrano "tiene una fatiga muscular" y, de acuerdo al jefe del Departamento Médico de la selección, José Segura, el jugador "está en observación para ver si llega o no al partido del sábado".

El defensa, que cumplirá el próximo 10 de julio 30 años, es la única preocupación de Gareca para el choque frente a los brasileños en el estadio Arena Corinthians, que fue sede en el Mundial de Brasil 2014 y recibirá su primer partido por la Copa América.

La práctica de este jueves marcó también el reencuentro del delantero Paolo Guerrero con el casi setentón estadio del Pacaembú, que en su paso por el Corinthians fue el escenario del popular equipo paulista antes de trasladarse a su estadio en el extremo oriente de la ciudad.

Brasil, con la goleada 3-0 sobre Bolivia en Sao Paulo y el empate sin goles ante Venezuela en Salvador lidera por diferencia de goles el Grupo A con cuatro puntos, los mismos que Perú, que igualó 0-0 ante los venezolanos en Porto Alegre y venció por 3-1 a Bolivia, en Río de Janeiro.

El sábado, además del Brasil-Perú en el segundo estadio de Sao Paulo, Venezuela buscará su clasificación en Belo Horizonte ante Bolivia.