EFERedacción deportes

El esloveno Tadej Pogacar (UAE-Emirates), actual campeón del Tour de Francia, inscribió su nombre en el historial de la Vuelta a Eslovenia al término de la quinta y última etapa, de 175,3 km entre Ljubljana y Novo mesto, en la que se impuso al esprint el alemán Phil Bauhaus (Bahrain).

El esprinter germano fue conducido en volandas por su equipo hasta los últimos metros y remató el trabajo de sus compañeros con la decimoquinta victoria de su carrera profesional, batiendo a los australianos Alex Edmonson y Heinrich Haussler, al italiano Matteo Trentin y al español Jon Aberasturi.

Un puerto en el km 25 y otro en el 110 jalonaban un recorrido que a partir de este último presentaba un perfil en suave descenso.

La carrera estaba prácticamente sentenciada en favor del ídolo local, Pogacar, que partía con una renta de 1:21 sobre el campeón anterior (2019), su compañero de equipo el italiano Diego Ulissi, que también había ganado la prueba en 2011 y hoy terminó segundo al llegar con el pelotón.

Antes del décimo km, en la subida al Suhi Dol, se constituyó una escapada de siete, con el español Julen Irízar (Euskaltel), que duró hasta poco después de la pancarta que marcaba 8 km a meta.

Los equipos Bahrein (para el alemán Phil Bauhaus) y Caja Rural-Seguros RGA (para Jon Aberasturi) trabajaron en busca de un desenlace al esprint y lograron que el pelotón llegara unido a los cinco últimos kilómetros.

Aberasturi, primer español que ha ganado una etapa en la Vuelta a Eslovenia, el pasado viernes, no pudo esta vez con Bauhaus.