EFEValència

Jaume Ponsarnau, entrenador del Valencia Basket, aseguró que tras haber mejorado notablemente su defensa en los últimos dos encuentros, el reto es ahora "mantener la filosofía defensiva fuera de casa", en el partido que disputarán este sábado en la pista del San Pablo Burgos.

"Nuestra defensa tiene un componente diferente entre casa y fuera porque se basa en la agresividad y en la intensidad. El ambiente a favor ayuda porque para el que juega fuera hay un elemento psicológico que hace que lo vea peor", señaló en una rueda de prensa.

Respecto al Burgos subrayó que es "un equipo que en su pista muestra su máxima calidad" y que se basa, como hace el propio Valencia, "en el juego en la pintura".

"Con nosotros son el equipo más juego al poste bajo tiene y ahí destaca Deon Thompson pero también tiene mucha creación con Goran Huskic", advirtió.

Ponsarnau apuntó que "en el perímetro tienen talento para sacar ventajas, tiro y fuerza" y dijo que deben defender muy bien "su juego de canasta y controlar a los pequeños a campo abierto pero sobre todo en el 'pick and roll'".

El entrenador destacó también que deben "llevar bien mentalmente todo lo que pasa en una pista especial como es la de Burgos", destacó.

El entrenador del conjunto valenciano no quiso lamentarse porque el calendario 'asimétrico' que se ha estrenado esta campaña haya decidido que jueguen como visitantes cuatro de los últimos seis encuentros de la primera vuelta, en los que se jugarán la clasificación para la Copa del Rey.

"Así está y lo ultimo que queremos hacer es pensar en excusas que nos harían ser más débiles. No hemos sido muy afortunados ni con cómo empezó la Liga, ni con cómo va a acabar la primera vuelta pero es el calendario que hay", concluyó.