EFEValencia

El Levante afronta este jueves su primera cita de envergadura de la pretemporada con un amistoso en la ciudad deportiva del Villarreal que le servirá de aperitivo para afrontar el derbi ante el Valencia al día siguiente.

Después de haber solventado con victoria sus tres primeros envites, ante el Stade Rennais, Al Ain y Atromitos, el equipo de Paco López podrá medir sus sensaciones ante un rival de entidad y, además, a domicilio.

El Levante ha ido de más a menos en esta pretemporada, ya que mostró muy buen juego en la primera mitad ante el Stade Rennais, con tres goles en cuarenta y cinco minutos, y posteriormente se mostró más discreto, quizás por la acumulación de trabajo.

En los primeros tres amistosos de la pretemporada, Paco López ha variado su sistema de juego, tal y como hizo en muchas fases de la pasada campaña, y ha alternado el 1-4-4-2 con el 1-4-3-3.

En ese esquema, la posición del capitán, José Luis Morales, es determinante, ya que por su polivalencia puede actuar tanto como extremo como de delantero acompañando a Roger o Soldado.

Para el encuentro de este jueves ante el Villarreal, Paco López mantiene la duda de Mickaël Malsa y Enric Franquesa, que regresaron de la concentración en Algorfa (Alicante) con molestias, según informaron fuentes del club valenciano.

El Levante arranca ahora un tramo muy exigente de su pretemporada que coincidirá con el final de su preparación al jugar cinco partidos amistosos en apenas diez días.