EFEChicago (EE.UU.)

La saltadora de Louisiana Quanesha Burks ganó este jueves la final del salto de longitud con una marca de 7.06, la mejor de su carrera, en el comienzo de los campeonatos nacionales de Estados Unidos de Eugene (Oregon).

A menos de un mes del comienzo de los Mundiales de atletismo, que se disputarán precisamente en el Hayward Field de Eugene del 15 al 24 de julio, la elite de los atletas estadounidenses se juegan el pase a la gran vitrina mundialista. Solo los primeros tres de cada prueba se hacen con el billete.

Quanesha Burks selló la mejor actuación de su carrera en el salto de longitud, con un brillante 7.06, diez centímetros más que su anterior récord, y fue primera, con Jasmine Moore, ganadora de los campeonatos NCAA en esta especialidad, segunda.

Tuvo un mal día la texana Monae Nichols, que llegaba a esta prueba como mejor saltadora estadounidense y que se quedó en 6.58 metros, fuera del podio.

En lanzamiento de martillo femenino, Brooke Andersen, de Arizona y actual líder mundial, triunfó con autoridad con 77.96 metros, casi dos más que la segunda clasificada, Janee Kassanavoid (76.04).

El podio lo completó Annette Echikunwoke, con 73.76, mientras que la neoyorquina DeAnna Price acabó cuarta, con 73.07.

Sin embargo, Price ya está segura de su billete para los Mundiales de Eugene al haber triunfado en la edición mundialista de hace dos años en Doha.

En la prueba masculina de lanzamiento de disco el triunfo fue para Andrew Evans, de Michigan, a quien le bastó un 63.31 para imponerse a Dallin Shurts (62.32) y a Sam Mattis (62.25).

Eso sí, Evans se quedó muy lejos de su récord, de 66.74 metros.

El programa de los campeonatos nacionales de Estados Unidos seguirá este viernes con siete finales: salto con pértiga, 100 metros, salto de altura y lanzamiento del disco, en categoría femenina, y 100 metros, salto de longitud y lanzamiento del peso, en categoría masculina.