EFEBilbao

Raúl García admitió que la visita del sábado al Atlético de Madrid, equipo desde el que llegó al Athletic hace seis años, será "evidentemente, especial" y subrayó su intención de ganar en el Wanda Metropolitano para "después poder vacilar un poco" a sus excompañeros.

"Tanto Osasuna como Atlético son equipos en los que he sido muy feliz y he recibido mucho cariño y a pesar de ser un estadio en el que no he disfrutado -se despidió como colchonero en el Vicente Calderón- me gusta volver", confesó el navarro en la rueda de prensa que ofreció en Lezama.

Raúl García considera que el Atlético tiene "la plantilla más completa" de LaLiga y tiene claro que "por eso tiene la exigencia que tiene y se marcan los objetivos que se marcan". Cree además que los diez años que encadena el Athletic sin ganar en campo rojiblanco son "estadísticas" a las que no dan "mayor importancia".

"Me encanta ganar. Y si encima es contra los que conozco, mejor porque luego hay que aguantarles. Pero son partidos muy complicados de jugar porque son un equipo duro que te somete y para los de arriba no es fácil. Lo que quiero es estar, dar mi mejor nivel y luego que salga lo que tenga que salir", recalcó el delantero.

Raúl García, que se estrenó en el once inicial el pasado sábado frente al Mallorca tras la lesión de Oihan Sancet y se perfila de nuevo como titular para el Wanda, recalcó que esa suplencia en las tres primeras jornadas "no es un problema" para él.

"Me alegro cuando un jugador juega en mi puesto y lo hace bien. Si encima es joven es bueno para todos. Cada uno tiene que trabajar para aportar desde donde le toque y no va a cambiar mi forma de pensar. Cuanta más exigencia, mejor para el grupo. Y cuando el equipo gana soy feliz", explicó.

El futbolista fue cuestionado también sobre los nuevos aforos del 60 % permitidos desde ayer por el Tribunal Superior vasco, el doble que el vigente hasta ahora, y pidió a los aficionados rojiblancos que, "a pesar de que los horarios no son fáciles, vengan" a San Mamés porque "son necesarios".

"Para mí estos partidos con público están siendo energía. No es un decir, son importantes. Ojalá tengamos todos los días el campo lleno y que nos ayuden a hacer lo que queremos", se extendió Raúl para quien "es entendible" que la respuesta de los seguidores en cuanto a asistencia no haya sido masiva hasta ahora.

"Hemos pasado una etapa muy dura y es lógico que la gente tenga respeto a volver a situaciones de antes. No creo que se hayan perdido ganas. Tampoco ayuda a nadie un partido un martes a las 10 de la noche", señaló en relación al horario del próximo encuentro en San Mamés contra el Rayo Vallecano.

Por último, Raúl García reconoció sentirse "orgulloso" de que el sábado pueda jugar su partido 523 en Laliga y alcanzar así a Manolo Sanchís como sexto futbolista con más partidos disputados en Primera División.

"Detrás de un número hay muchas cosas. Mucha regularidad, trabajo día a día, y es algo que he buscado desde el inicio y que buscaré hasta que me retire", concluyó.