EFEParís

El retraso del inicio de la final de la Liga de Campeones por problemas de seguridad cuando cientos de aficionados sin entradas intentaron colarse en el Stade de France, provocó una imagen de Raúl González, leyenda del Real Madrid y actual técnico del Castilla, vibrando con la afición madridista cuando se adueñó del estadio con el cántico de su himno.

Raúl, en la zona técnica del banquillo madridista, asistió con admiración a la escena, cantó junto a los aficionados y les dedicó gestos cuando todos juntos corearon el himno madridista en un momento de emoción previo al inicio del partido que acabó con el "Hala Madrid y nada más".

Metido en el partido como si fuese a participar en él, Raúl protagonizó una de las escenas de los instantes previos al inicio de la final por el retraso de más de media hora que provocaron los incidentes ocurridos en las entradas al Stade de France.

El exdelantero internacional español fue el encargado, posteriormente, de introducir la copa junto a Ian Rush. Ambos son los 'embajadores' de cada equipo para esta final.