EFEValència

El defensa del Sevilla Karim Rekik no quiso analizar qué coste puede tener el empate logrado este miércoles en el campo del Valencia y aseguró que deben ir "partido a partido" y que después verán hasta dónde llegan en la pelea por el título de Liga.

"En Mestalla sabes que no es un partido fácil. En la primera parte tuvimos ocasiones para marcar y en la segunda también pero el Valencia es un rival duro", apuntó en declaraciones a Movistar LaLiga.

"Es un partido difícil, ahora hay que pensar en el próximo partido, porque tenemos uno cada tres días", señaló el defensa, cuya expulsión pidió el Valencia al filo de la primera parte por una acción con Hugo Duro.

"Creo que toco el balón y luego viene su mano pero el árbitro ha visto el VAR y ha dicho que no era falta", sentenció.