EFELake Buena Vista (Florida, EE.UU.)

Los Rockets de Houston informaron este miércoles que su base estrella Russell Westbrook no tiene asegurado el comienzo de los playoffs después de que una resonancia magnética reveló que tiene una distensión muscular en el cuádriceps derecho.

Westbrook no jugará en el resto del calendario de la temporada regular, los dos partidos que aun le faltan por disputar a los Rockets, y será examinado de nuevo antes de que comiencen los playoffs la próxima semana.

El equipo había planeado que Westbrook no participara en el partido de esta tarde contra los Indiana Pacers para descansar, pero ahora también ha sido descartado para el encuentro del viernes ante los Sixers de Filadelfia.

Westbrook, quien llegó tarde al campus de Walt Disney World de la NBA porque dio positivo por COVID-19, sintió dolor por primera vez en el cuádriceps derecho después de la derrota de los Rockets ante los Portland Trail Blazers, el pasado 4 de agosto.

El base estrella de los Rockets jugó 28 minutos en la derrota de Houston ante los San Antonio Spurs (105-123), el martes, y aportó 20 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias.

Westbrook, nueve veces All-Star adquirido el pasado verano, en un traspaso con los Thunder de Oklahoma City, promedió 27,2 puntos; 7,9 rebotes y 7,0 asistencias por partido en su primera temporada con los Rockets.